Vaguito, el perrito que cada día espera a su fallecido amo en la playa donde lo vio por última vez

Los vecinos relatan que el perro se queda viendo al mar todos los días con la esperanza de volver a ver a su dueño

Por Michelle Quintero

Los perritos sin duda alguna son de los animales más fieles y amorosos del planeta y su enorme corazón los ha convertido en nuestros mejores amigos y los miembros más tiernos y queridos de la familia. Además de alegrarnos cada día, algunos perros tienen las historias más entrañables que le sacan lágrimas a varias personas. Está Monika, la perrita que fue maltratada y revolucionó las redes sociales con su milagrosa recuperación tras convertirse en el primer can en obtener cuatro prótesis de patas, también está la heroica historia de Tinsley, la pastor de Shiloh que le salvó la vida a su dueño guiando a las autoridades hacia él después de que su amigo humano sufriera un terrible accidente automovilístico. Y si esas historias no te hicieron llorar, saca los kleenex porque Vaguito sin duda alguna te va a romper el corazón. Todos los días, el peludo amigo llega a la misma playa y al mismo lugar a donde acompañó a su dueño quien falleció en el mar.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Bear, el perrito que salvó koalas durante los incendios en Australia, recibe un importante reconocimiento

Increíble, ¿sabes cuántas palabras es capaz de entender tu perro?

El amigo fiel

Todos recordarán la emotiva historia de Hachi, un perro japonés de raza Akita, que tras la muerte de su dueño fue a esperarlo todos los días a la misma estación de trenes donde recibía a su mejor amigo después de su jornada laboral. La historia de Hachiko se hizo tan famosa que llegó a la pantalla grande y hasta existe una estatua en honor al perrito que esperó a su dueño por casi nueve años. La historia de este Akita cautivó a todos en los años 20, por lo que mucha gente ha llegado a olvidar lo sucedido, pero Vaguito ha llegado a recordarnos sobre el verdadero significado de amor y fidelidad. Un día, Jolie Mejía paseaba por la playa de Punta Negra en un distrito costero de la provincia de Lima, Perú, cuando se percató que un perrito estaba viendo fijamente al mar como esperando a que algo sucediera. Para asegurase que todo estuviera bien la joven se acercó al perro y se dio cuenta que este llevaba collar y se veía bien alimentado y cuidado además de que no le tenía miedo a las personas. Sin embargo, el amigo de cuatro patas perdió muy rápido el interés por Mejía y su familia y regresó a su posición de guardia con la mirada hacía el mar.

El perro que regresó a su casa en autobús tras perderse en el parque

A través de su cuenta de Twitter, Jolie explicó que un señor se acercó a ellos y les contó sobre la emotiva historia del perrito: “Este bebé hermoso se me pegó en la playa, un señor nos contó que ese es su hogar ahora… su dueño era un pescador que falleció hace un tiempo. Desde entonces, se queda mirando el mar todos los días y se emociona cada vez que ve botes”, se lee en el perfil de Twitter de Mejía. Al igual que a Hachiko, los vecinos se han encargado de mantener a salvo al amigo peludo. Vaguito recibe mucho amor por parte de los habitantes locales y se ha convertido en un símbolo de la localidad de Punta Negra. Entre todos se han dedicado a darle una buena alimentación, baños constantes y atenciones médicas para mantener la salud del can.