Matthew Stafford, la estrella de los Rams, celebró el Super Bowl con su esposa a tres años de aquel tumor cerebral

Kelly se encuentra recuperada después de haber tenido que volver a aprender a caminar tras su operación

Por Carolina Soto

El Super Bowl LVI ha vuelto a dar un sinfín de alegrías a los amantes del futbol americano. No solamente se vio un show de medio tiempo completamente diferente, sino que un sinfín de estrellas se dieron cita en Los Ángeles para asistir a esta gran fiesta del deporte. Los Rams se coronaron con el triunfo y sus jugadores celebraron ampliamente en la cancha con todo y un compromiso de matrimonio y el incio de trabajo de parto de las esposas de uno de los campeones que dio a luz solamente unas horas después del partido. En medio de todas estas historias, la de Matthew Stafford y su familia es una especialmente conmovedora. No solamente porque Matthew es el quarterback del equipo ganador, sino porque junto a su esposa Kelly logró superar una de las pruebas más duras hace apenas tres años. La esposa de la estrella de los Rams fue diagnosticada con un tumor cerebral que se anticipaba complicado, después de la difícil cirugía vendría una recuperación nada sencilla, pero afortunadamente a la distancia, todo el esfuerzo valió la pena.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Mary J. Blige como 'cowgirl' o Madonna como faraona, los looks históricos de la Super Bowl

Harry aparece en el Super Bowl con Eugenia de York, la primera en visitarlo en California

Todo sucedió cuando Matthew jugaba todavía para Detroit, la madre de sus tres hijas se encontraba realizando una actividad completamente cotidiana cuando se mareó y sintió que se podía desvanecer. A pesar de que dudó poder regresar a su casa manejando, se recuperó y no le dio mucha importancia al episodio que se repetiría una semana después. La primera sospecha sobre estos malestares fue vértigo, pues los mareos se estaban volviendo frecuentes. Con tres hijas de menos de dos años, Kelly recuerda que no tenía tiempo para muchas cosas, así que después de una visita rápida a la sala de emergencias, comenzó a tomar medicina para el vértigo sin pensar más allá, pero esta no hacía ningún efecto.

Matthew comentó la situación con el doctor de su equipo, quien agendó una resonancia magnética para Kelly, el resultado vendría unos días después. Kelly fue diagnosticada con un neurinoma del acústico, un tumor benigno que se aloja en el nervio que conecta al oído interno con el cerebro. “Mi mayor miedo es no estar aquí, no estar aquí para criar a mis hijas”, escribía Kelly en un testimonio para ESPN. La cirugía no era sencilla, había un 50% de probabilidad de que perdiera la audición y también se podía perder la función facial.

VER GALERÍA

¡Felicidad por dos! Van Jefferson celebró su victoria del Super Bowl en el hospital con la llegada de su segundo bebé

La recuperación

Afortunadamente, la operación de 12 horas salió bien, pero la recuperación no sería fácil, teniendo que volver a aprender a caminar y sufriendo un ligero daño en uno de sus oídos. En ese tiempo no podía estar con sus hijas, pues los sonidos fuertes no eran buenos para su recuperación y era imposible que las cargara. Matthew decidió enseñarles a las pequeñas a susurrar en ese tiempo, sin imaginar que solamente tres años después, Kelly podría tolerar perfectamente el bullicio vivido en el Super Bowl, para ver ganar a su marido.

Desde el duro diagnóstico, la pareja ha recibido a su cuarta hija y ahora Matthew ha conquistado el trofeo más preciado de su deporte. Apenas en abril pasado, Kelly celebraba su revisión positiva tras dos años de la cirugía. La madre de cuatro decidió compartir su lucha a través de redes sociales, haciendo una especial petición a otras mamás para nunca dejar que una situación como la suya crezca por falta de tiempo. Kelly ha explicado que de no haber acudido al doctor cuando lo hizo, el tumor habría crecido más y habría perdido el oído.

VER GALERÍA