La mujer que se reencontró con su gato perdido tras reconocer su maullido en una llamada telefónica

Por Ricardo Vidal

Para muchas personas, los animales de compañía se han convertido en verdaderos miembros de la familia, por lo que cuando uno de ellos llega a perderse sin duda puede llegar a ser doloroso para sus dueños, quienes normalmente mantienen la esperanza de poder reencontrarse con sus dueños. Tal y como le sucedió a Rachael Lawrence, una mujer originaria de Inglaterra, quien tras haber perdido a su gatito, volvió a reunirse con él luego algunos meses y de la forma más inesperada posible.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

El nombre del protagonista de esta historia es Barnaby, un pequeño gato de color oscuro que era conocido por su dueña como el “descarriado de la casa”, según contó la dueña del felino a la BBC. Un día, simplemente desapareció, y aunque eran comunes sus juergas, sin duda Rachael notó de inmediato su ausencia, pues pasaron los días y su gatito simplemente no volvió.

Como era de esperarse, la mujer emprendió una exhaustiva búsqueda, hasta que sus esperanzas de volver a ver a su pequeño Barnaby se fueron apagando conforme fueron pasando los meses, por lo que Rachael se resignó a no volver a verlo. Sin embargo, todo cambió cuando la mujer se comunicó con su veterinario para consultar algunos aspectos de la salud de su otro gato. Mientras hablaba con el médico, llamó su atención el maullido que escuchó al otro lado de la línea, pues le resultó familiar.

La curiosidad de Rachel la hizo preguntar por el gatito que escuchaba por teléfono, a lo que su veterinario le contestó que se trataba de un gato callejero. Sin embargo, algo le decía a Lawrence que se trataba de Barnaby, por lo que no dudó en pedir más detalles sobre las características del minino, algo que finalmente terminaría por confirmarle que, en efecto, se trataba de Barnaby, pues incluso le compartió algunas fotos al médico para corroborar su identidad: se trataba de un gato negro con una mancha blanca en una de sus patas traseseras. No había duda para Rachael, se trataba de Barnaby.

El emocionante reencuentro

Con el corazón lleno de emoción y segura de que se trataba de Barnaby, Rachel corrió al consultorio del veterinario para comprobar que aquel maullido que escuchó por llamada telefónica se trataba del de su amado Barnaby, a quien había perdido ocho meses atrás. Fue así que la mujer y su gato se reencontraron, algo que sin duda llenó de mucha emoción a su dueña: "Lloré. Estoy hablando de llantos de burbujas de mocos. Estaba aullando, no lo habíamos visto en ocho meses", confesó a la BBC. Y aunque el gatito había perdido un poco de peso y tenía algunas heridas y un poco de mugre, lo cierto es que para ellos seguía siendo Fatman, el apodo que los hijos de Rachael lo había puesto debido a que era un gato un poco pasado de peso. "Sólo tenemos que engordarlo para que regrese a Fatman", expresó Rachel.