El innovador trasplante de corazón del que todo mundo habla

Los expertos de la Universidad de Maryland realizaron el primer trasplante de un corazón de cerdo a un humano

Por Michelle Quintero

Los avances médicos cada vez son más prometedores y las nuevas tecnologías utilizadas por los expertos alrededor del mundo podrían llegar a salvar la vida de millones de personas. Recientemente, un equipo de médicos de Nueva York realizó de forma exitosa el primer trasplante de riñón como parte de una investigación. Con la esperanza de que los órganos animales puedan llegar a ser la respuesta a la falta de órganos alrededor del planeta, la semana pasada se realizó la primera cirugía en donde el paciente David Bennett recibió un corazón de cerdo y días después no ha mostrado signos de rechazo.

VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

La perrita que salvó la vida de su dueño al guiar a las autoridades a él

Tras sufrir un infarto durante la Eurocopa, Christian Eriksen dice que quiere volver a jugar y revela: 'Morí por cinco minutos'

La impresionante cirugía

Con 57 años, el paciente estadounidense David Bennett se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir un trasplante de corazón de un cerdo. La cirugía fue realizada por los médicos de la Facultad de la Universidad de Maryland y según se informó el corazón del animal tuvo que ser modificado genéticamente para no ser rechazado por el cuerpo humano. Bennett ya se encuentra en recuperación después de la cirugía y hasta el momento, cuatro días después de la operación, se encuentra bien. Este proceso médico demostró que un corazón animal modificado genéticamente puede funcionar sin rechazo inmediato por parte del cuerpo humano. De acuerdo con la información proporcionada por el sitio oficial de la Universidad de Maryland, David está siendo monitoreado cuidadosamente y durante las próximas semanas se podrá determinar si este tipo de trasplantes pueda llegar a salvar vidas. Dicha cirugía era la única esperanza de sobrevivir del paciente, por lo que la FDA (Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos) otorgó una autorización de emergencia a los cirujanos de la facultad de medicina para realizar la operación experimental con la esperanza de salvarle la vida a David. “Esta fue una cirugía revolucionaria y nos acerca a un paso más a la solución de la crisis de escasez de órganos. Simplemente no hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para cumplir con la larga lista de receptores potenciales. Estamos procediendo con cautela, pero también somos optimistas de que esta primera cirugía en el mundo brindará una nueva e importante opción para los pacientes en el futuro”, explicó el médico cirujano Bartley P Griffith, quien fue el encargado de realizar el trasplante de corazón de cerdo.

Según los datos proporcionados por los expertos de la Universidad de Maryland aproximadamente 110,000 estadounidenses se encuentran actualmente a la espera de un trasplante de órganos y más de 6000 pacientes mueren cada año esperando recibir uno. El xenotrasplante o trasplante heterólogo, es el proceso del trasplante de células, tejidos u órganos de una especia a otra, por lo general los expertos intentan utilizar especies próximas para evitar rechazos y los animales comúnmente utilizados son los cerdos, ya que pueden ser criados en granjas de forma rápida, el tamaño de sus órganos es muy similar al de las personas y además llegan a tener una vida larga. De acuerdo con los médicos de Maryland, este procedimiento podría salvar miles de vidas alrededor del planeta, sin embargo, este tipo de trasplantes puede llegar a ocasionar una respuesta inmunitaria peligrosa y finalmente un rechazo inmediato del órgano el cual resultaría mortal para el paciente.  

Los Canucks de Vancouver lograron reunir a su utilero con la joven que le salvó la vida

Los avances médicos

Recientemente, los médicos de Langone Health de la Universidad de Nueva York realizaron el primer trasplante de un riñón no humano como parte de una investigación. El riñón de un cerdo fue, al igual que el corazón, genéticamente modificado para no ser rechazado por el cuerpo humano. La cirugía experimental se realizó en un paciente con muerte cerebral y la operación se llevó a cabo mientras el paciente se encontraba conectado a un ventilador. La cirugía duró aproximadamente dos horas y durante las siguiente 54 horas, con el consentimiento de la familia, los expertos de la Universidad de Nueva York monitorearon las funciones del cuerpo y confirmaron que no hubo signos de rechazo.