caminata

Un verdadero milagro: niño de cuatro años cayó a un acantilado de 21 metros y resulta casi ileso

por Ricardo Vidal

Lo que se supone sería un día de contacto con la naturaleza, se convirtió en toda una pesadilla para un matrimonio y su hijo de cuatro años que realizaban una relajante caminata por un sendero de Kentucky, Estados Unidos. Y es que en un abrir y cerrar de ojos las cosas se complicaron para la familia, pues su pequeño cayó en un acantilado de más de 21 metros de profundidad. Por fortuna, el menor logró sobrevivir a la dura caída, sin embargo, no se salvó de salir con algunos raspones y algunas ligeras heridas.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD:

De acuerdo con People, que cita al Equipo de Búsqueda y Rescate del condado de Wolfe, la familia caminaba cerca de Princess Arch Trail en Pine Ridge cuando el menor se separó de sus padres y en un descuido cayo al acantilado, golpeando su cuerpo con algunas repisas, hasta terminar en el fondo del abismo, que según se calcula tiene una profundidad de más de 21 metros.

Tras la caída, el padre del menor, de quien se ha omitido la identidad con la finalidad de proteger al pequeño, inmediatamente entró en acción y corrió a buscar a su hijo. Al llegar a él puso manos a la obra y decidió buscar ayuda, alertado al equipo de búsqueda algunas horas después, quienes de inmediato corrieron a su auxilio, encontrándolos en una autopista cercana al lugar donde ocurrió el incidente. Sin embargo, para llegar hasta este lugar, el hombre tuvo que caminar cuesta abajo por algunas horas, además de atravesar un río a través de un puente colgante para poder llegar hasta la autopista, donde finalmente se encontraron con los rescatistas.

Los expertos quedaron sumamente sorprendidos ante el estado del pequeño, pues después de una exhaustiva revisión médica, descubrieron que el pequeño solo se hizo algunos rasguños y unos cuantos moretones. “Parecía estar bien por lo demás. Platicaba mucho y estaba muy interesado en los superhéroes", expresaron los integrantes del Equipo de Búsqueda y Rescate en una publicación que hicieron en su perfil de Facebook. "El único superhéroe presente era el pequeño", agregaron conmovidos.

Un verdadero milagro

Para los rescatistas no hay explicación para que el pequeño haya salido prácticamente ileso de este accidente. Y es que por las características del terreno y del abismo en el que cayó, era para que el niño hubiera resultado severamente lastimado, algo que por fortuna no sucedió. “Se desplegó en una misión que resultaría en nada menos que un milagro”, fue como el quipo de expertos en búsqueda y rescate calificaron este caso. De hecho, tras haber revisado al pequeño y tras inspeccionar el área donde sucedió el accidente, el niño fue entregado a sus padres, quienes estaban sumamente aliviados, y fue llevado a casa, sin necesidad de visitar un hospital o de requerir una atención médica mayor.