Mario Vargas Llosa, perfecto anfitrión de una jornada cultural junto a la familia Preysler y otros rostros conocidos

¡Triple celebración! Isabel Preysler, Ana Boyer y Tamara Falcó no faltan a la gran fiesta de Mario Vargas Llosa

Álvaro Vargas Llosa, Albert Rivera, Roca Rey o Carla Pereyra han acompañado al Nobel de Literatura en esta cumbre cultural

por Belén Nava M.

Si hace unos días Tamara Falcó celebraba con sus seres queridos que ha completado sus estudios en el prestigioso instituto Le Cordon Bleuahora es Mario Vargas Llosa quien comienza entusiasmado un nuevo capítulo rodeado del cariño de su pareja y la familia. Este 15 de octubre se empieza a escribir una etapa diferente en la Cátedra Vargas Llosa, promovida por la Fundación Internacional para la Libertad que preside el Nobel de Literatura. Para celebrar este inicio se ha puesto en marcha una jornada llamada 'Un encuentro por la cultura en libertad’ a la que no han querido faltar Isabel Preysler, Ana Boyer, Fernando Verdasco, Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Para apoyar al escritor en un inolvidable día que fusiona la cultura, el compromiso con la promoción de la libertad y la gastronomía, los cinco se han desplazado hasta la finca El Jaral de la Mira, ubicada en San Lorenzo de El Escorial, una de las localidades con más historia de nuestro país . 

Mario Vargas Llosa, perfecto anfitrión de una jornada cultural junto a la familia Preysler y otros rostros conocidosVER GALERÍA

PULSA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA 

Isabel, que se ha mantenido alejada de la vida pública desde el fallecimiento de su madre este verano, ha dado nuevamente una lección de elegancia al elegir un vestido midi ajustado a la cintura con un cinturón y botas altas. "Es un gran día", ha dicho, añadiendo que está encantada de tener a sus nietos pequeños en casa y que ser abuela es "maravilloso". Para este día de campo Ana, por su parte, ha brillado con un traje color azul celeste combinado con un top del mismo color. Al aire libre y bajo un agradable sol, madre e hija han posado muy cómplices y sonrientes junto a Fernando y Mario, que ha ejercido de perfecto anfitrión. Por su parte, Tamara ha apostado, al igual que Isabel, por un vestido estampado y botas altas negras, como se puede ver en la imagen en la que aparece muy sonriente con Ana y con la diseñadora Bárbara Pan de Soraluce. 

tamara-ana-igVER GALERÍA

También ha estado muy pendiente del Nobel su hijo Álvaro, quien ha asistido con Nada Chedid Ziade, a quien presentó en sociedad este verano, y de diferentes representantes de la cultura, la educación el mundo empresarial que le han acompañado. Dos de las nietas del escritor, en concreto Josefina y Ariadna, hijas de Gonzalo, no han querido perderse este día importante para su abuelo y han compartido mesa, entre otros, con Íñigo Onieva. 

Mario Vargas Llosa, perfecto anfitrión de una jornada cultural junto a la familia Preysler y otros rostros conocidosVER GALERÍA

Mario Vargas Llosa, perfecto anfitrión de una jornada cultural junto a la familia Preysler y otros rostros conocidosVER GALERÍA

-Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa: descubrimos su plan secreto de fin de semana

-El divorcio en la familia Vargas Llosa que ha sorprendido a Perú

Entre los asistentes destacan el matrimonio formado por Carla Pereyra y el entrenador del Atlético de Madrid, Cholo Simeone; el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, con Isabel Torres,; el exlíder de Ciudadanos, Albert Rivera; el torero peruano Andrés Roca Rey; el presentador y escritor Boris Izaguirre; el periodista Juan Luis Cebrián y su pareja, Mihaela Mihalcia; el empresario Luis Gasset, expareja de Ágatha Ruiz de la Prada, o el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, entre otros.

Mario Vargas Llosa, perfecto anfitrión de una jornada cultural junto a la familia Preysler y otros rostros conocidosVER GALERÍA

Uno de los momentos más destacados del encuentro ha sido cuando Roca Rey ha lidiado a puerta cerrada un toro en el tentadero ubicado en la citada finca. Para compartir confidencias con el joven diestro (va a hacer 25 años este mes de octubre), Vargas Llosa ha pisado el albero mientras todos los asistentes observaban cada detalle desde las gradas, donde Isabel Preysler se ha mostrado muy sonriente junto a su hija, su yerno y otros invitados. Para esta exhibición se han colocado en la plaza la bandera de España y la de Perú, país que vio nacer tanto al torero como al escritor. Tras esto, todos juntos han disfrutado de un almuerzo iberoamericano en el que nuevamente se fusionan los dos países gracias a Mario Sandoval y Gastón Acurio. Las propuestas de estos dos reputados chefs las han degustado en mesas redondas instaladas al aire con sombrillas para resguardarse del calor.  Además, durante la comida el anfitrión ha dedicado unas palabras y se espera que a lo largo de la tarde haya una actuación musical a cargo de un cantante internacional.

llosatorosVER GALERÍA

vargas-llosa-gtres2VER GALERÍA

La coincidencia de tres importantes celebraciones

“Me resulta muy grato compartir la noticia de que la Cátedra Vargas Llosa, que nació en 2011 en Madrid, inicia ahora una nueva etapa, en la que, bajo el paraguas de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL), pero manteniendo un perfil propio y una autonomía de sus actividades, seguirá, con un impulso renovado, dedicada a contribuir a la difusión de la literatura y la cultura en todo el mundo, especialmente en los países de habla hispana a ambos lados del Atlántico”, afirma el escritor, que preside la FIL. Se trata de un organismo que fomenta el estudio de la literatura contemporánea, potenciar el interés por la lectura y la escritura, y apoyar la nueva creación literaria iberoamericana. 

El autor de obras como La ciudad y los perrosLa casa verde, Lituma en los Andes o Travesuras de la niña mala, disfruta de esta fiesta que se alargará hasta bien entrada la tarde y que a partir de ahora se llevará a cabo de manera anual. Además, esta primera edición es triplemente importante porque coincide con varias fechas muy significativas para él: el décimo aniversario de la prestigiosa cátedra, el décimo aniversario de su Premio Nobel de Literatura y sus 85 años. Su cumpleaños fue el pasado mes de marzo pero hasta ahora no había podido festejarlo a causa de las restricciones sanitarias.