Universo

Astrónomos detectan inusuales ondas de radio provenientes del centro de la Vía Láctea

De acuerdo con los expertos del Astrophysical Journal, se trata de un fenómeno natural detectado por primera vez en la historia

por Michelle Quintero

El espacio siempre ha sido un gran misterio para la humanidad, por lo que ha sido estudiado desde que la sociedad comenzó a formar civilizaciones. La ciencia de los cuerpos celestes del universo, como lo son las estrellas, los planetas, las galaxias y todos los demás objetos ha llamado tanto la atención de la humanidad que cada vez se quiere llegar a explorar más y los científicos de la NASA ya están realizando los preparativos para expandir los horizontes al mandar a personas a vivir a otro planeta para poder seguir conociendo detalles del Universo y su habitabilidad. Los asombrosos avances tecnológicos son los que han permitido que esta ciencia cada vez tenga mejores resultados y además han logrado que varias personas cumplan su sueño de visitar el espacio exterior. Sin embargo, el Universo siempre tiene nuevas sorpresas bajo la manga y en esta ocasión decidió sorprender a los astrónomos del Astrophysical Journal con ondas de radio provenientes del corazón de la Vía Láctea.

Vía Láctea VER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

El actor canadiense, conocido por interpretar al Capitán Kirk en Star Trek será parte de la segunda misión de Blue Origin

La particular colisión entre dos fenómenos en el espacio

De acuerdo con los datos proporcionados en el estudio más reciente del Astrophysical Journal, se han detectado ondas de radio inusuales provenientes del centro de nuestra galaxia. Según informaron en el comunicado los expertos, la señal de energía detectada ha sido diferente a cualquier otro fenómeno jamás estudiado y podría sugerir la existencia de un nuevo objeto desconocido. Ziteng Wang, quien es el principal autor de este estudio y quien está en proceso de recibir su doctorado por parte de la Escuela de Física de la Universidad de Sydney, afirmó en la página web que el brillo y la señal del nuevo objeto se enciende y apaga sin un algoritmo predeterminado.

¿Cómo fue descubierto?

Los científicos estaban realizando un estudio del cielo en el Observatorio de Radioastronomía Murchison en Australia y se estaba utilizando el radiotelescopio Australian Square Kilometer Array Pathfinder (ASKAP), el cual cuenta con 36 platos distintos que juntos forman un potente telescopio. El equipo australiano primero pensó que se podría tratar de un tipo de estrella de neutrones que gira a una velocidad muy rápida o inclusive un tipo de estrella que emite enormes ondas solares, pero la coautora del estudio Tara Murphy, quien es profesora del Instituto de Astronomía y la Escuela de Física de la Universidad de Sydney, explicó en el comunicado que las señales de esta nueva fuente de ondas de radio no coinciden con el comportamiento y los estudios previos de este tipo de estrellas. Por lo que para poder estar seguros del descubrimiento los astrónomos de Nueva Gales del Sur y del Observatorio de Radioastronomía de Sudáfrica, realizaron observaciones de seguimiento de las ondas, pero sólo el telescopio MeerKAT del país africano pudo identificar el fenómeno.

Lo que más tiene impactados a todos los miembros del Astrophysical Journal, es la irregularidad con la que se ha presentado la nueva actividad. La profesora Murphy menciona que han estado investigando las ondas durante dos años y en ese tiempo han logrado detectar el ASKAP J173608.2-321635 (nombre científico otorgado al fenómeno), 17 veces, lo cual no concuerda con ningún estudio realizado previamente. “El objeto ha sido único, empezó de forma invisible, luego se convirtió en brillante para después desvanecer y volver a aparecer tiempo después. El comportamiento ha sido extraordinario”, escribió Tara en el comunicado de la página web.

Tras aterrizar en Marte, el 'rover' Perseverance ha enviado sus primeras imágenes

¿Se trata de vida extraterrestre?

Conforme se han ido revelando los detalles de esta nueva actividad en el centro de nuestra galaxia, la pregunta es obvia, pero según informaron los expertos las señales encontradas no pueden provenir de vida alienígena. “Las ondas cuentan con muchas propiedades que nos afirman que provienen de un evento astronómico, por ejemplo, la radioemisión es lo que nosotros llamamos banda ancha, y esta cubre un rango muy amplio de frecuencias que definitivamente no podrían haberse creado por una fuente artificial. Hasta que no sepamos exactamente qué es lo que ocasiona estas ondas, estamos seguro de que provienen de una fuente astronómica natural”, mencionó Tara Murphy en entrevista con MailOnline.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie