Reconocimiento facial

Gracias a la inteligencia artificial, una madre encuentra a su hijo secuestrado 30 años atrás

Gracias a la tecnología del reconocimiento facial la familia volvió a reunirse

por Michelle Quintero

La pandemia ocasionada por el brote del coronavirus ha traído muchas noticias negativas y tragedia al mundo, pero los avances en las campañas de vacunación a nivel global parecen darle un giro positivo a la situación. La naturaleza y el medio ambiente también nos ha sacado más de una sonrisa durante este año de encierro con el nacimiento de los bebés más tiernos que podamos imaginar en varios lugares del mundo. Pero las buenas nuevas no acaban, a pesar de que China fue uno de los países más afectados por el COVID-19, recientemente una madre pudo por fin reunirse con su hijo, el cual fue secuestrado y vendido hace más de 30 años.

Madre encuentra a hijo 32 años después de su secuestroVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD 

El trágico accidente del tiktoker Gabriel Salazar

El trágico fallecimiento de la youtuber Mel Thompson

Después de más de tres décadas de búsquedas imparables, Li Jingzhi la madre del niño que fue secuestrado en 1988 pudo reencontrarse con su hijo. En esos años, la familia de Li jingzhi vivió una tragedia cuando a su hijo de tan sólo dos años fue secuestrado. Según explicó la madre de Mao Yin en diversas entrevistas, ella se encontraba de viaje laboral, por lo que su hijo estaba con su padre en esas fechas. El ex esposo de Jingzhi comentó que, de forma habitual, él recogió a Mao del jardín de niños y que ese día pararon en un hotel para conseguirle agua al pequeño. El padre lo dejó sólo por unos instantes en lo que conseguía el agua para su hijo, y en el momento en que se dio la vuelta se percató de que Mao Yin había desaparecido. La trágica noticia del secuestro de su hijo la recibió Li Jingzhi a través de un telegrama que sólo decía “Emergencia en casa, regresa ahora mismo”, mencionó la madre del pequeño en una entrevista con la BBC. Los padres de Mao Yin hicieron todo lo posible por encontrar a su pequeño, sin embargo, los 100,000 volantes con fotos y las incontables horas de búsqueda no llevaron a ningún lado.

¿Cómo encontraron a Mao Yin?

Desde octubre de 1988, la madre de Mao nunca se rindió y tras décadas de decepciones siguió con su búsqueda hasta que 32 años después de la tragedia logró encontrar a su hijo. Li estableció una red de personas que mutuamente se ayudaban con la búsqueda. 19 años después del secuestro, Jinhgzhi comenzó a trabajar como voluntaria en un sitio web dedicado a unir a las familias con niños desaparecidos. Tiempo después, en el 2009, el Gobierno Chino estableció una base de datos de ADN para ayudar a las familias a encontrar a sus hijos a través del registro del ADN. Este avance en la tecnología permitió que muchas familias se reunieran con sus hijos secuestrados y vendidos. Con la ayuda de la nueva base de datos Li Jinhgzhi ayudó personalmente a 29 familias a reunirse con sus hijos, y cada vez perdía más la esperanza de encontrar a su pequeño Mao. Sin embargo, el 10 de mayo del 2020, la mujer recibió una llamada de la Oficina de Seguridad Pública de Xi’an con la noticia de que había encontrado a Mao Yin. De acuerdo con la información proporcionada por la madre del niño secuestrado, gracias a las pistas que se habían recolectado a través de los años, se rescató una foto del joven Mao y gracias a las tecnologías de reconocimiento facial pudieron identificar su paradero. Poco después la policía acudió al lugar y convencieron al hombre de la imagen hacerse una prueba de ADN, la cual coincidió con la de Li.

Las emblemáticas escaleras al cielo en Hawái podrían desaparecer

¿A qué se debe el secuestro de los niños en China?

La región de Xi’an y algunas otras ciudades de China, son muy conocidas por los peligros que representan para los niños. De acuerdo con los datos proporcionados por la Organización Humanitaria de Baobei Huijia, encargada de ayudar a víctimas de secuestros infantiles cada año en China se publican aproximadamente 14,893 anuncios sobre niños perdidos y 7,411 niñas. La mayoría de los niños desaparecidos son varones, ya que, desde hace décadas, China tiene una ley que prohíbe que las parejas puedan tener más de un hijo. Por lo que las parejas que no pueden tener hijos o no tuvieron a un varón compran a los niños que son secuestrados, ya que sólo los hombres pueden conservar el nombre de la familia y son los que por lo general cuidan de sus padres cuando estos llegan a edades muy avanzadas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie