lotto

El hombre que ganó la lotería meses después de haber perdido su empleo por la pandemia

por Ricardo Vidal

Uno de los efectos de la pandemia del coronavirus que más ha impactado en las familias de todo el mundo, han sido los millones de empleos que se han perdido a causa de las diferentes etapas del confinamiento, lo que obligó a muchos comercios y compañías a bajar la cortina por un tiempo, algo que se tradujo en cuantiosas pérdidas. Tal fue el caso de un hombre originario de Melbourne, Australia, quien debido a los parones laborales perdió su empleo. Y aunque la noticia sin duda lo tomó desprevenido y en un inició lo preocupó de sobremanera, el destino le tenía preparada una muy grata sorpresa.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD:

Del protagonista de esta historia se sabe muy poco, y es que por cuestiones de seguridad, ha querido compartir su testimonio de manera anónima. El hombre en cuestión perdió su empleo a consecuencia de la pandemia, luego de más de 20 años de laborar en la misma compañía. En casa, su esposa y su bebé lo esperaban, pero también la hipoteca, así como los gastos comunes de cualquier familia. Buscando generar un ingreso para poder sostener a su familia, el hombre incluso se contrató como limpiador de oficinas. Sin embargo, los trabajos eran esporádicos y no siempre daban para cubrir todas sus necesidades. Afortunadamente, él y su esposa eran aficionados a los juegos de azar, por lo que de forma constante probaban su suerte con la ilusión de ganarse algún premio en efectivo, algo que siguieron haciendo incluso durante la época de desempleo del hombre en cuestión.

Uno de esos días, el afortunado hombre decidió comprar un boleto para jugar al Powerball, un famoso sorteo millonario de Australia, eligiendo la combinación numérica que aunque con ilusión deseaba fuera la premiada, nunca llegó a imaginarse que le cambiaría la vida por siempre: 17, 10, 4, 26, 19, 23, 21 y 7, fueron sus números de la suerte. Y vaya que lo fueron, pues el hombre se convirtió en el único ganador del premio mayor del sorteo, por lo que de inmediato se embolsó un premio de 50 millones de dólares australianos (más de 700 millones de pesos mexicanos), resolviéndose así todos sus problemas financieros.

De acuerdo con Stephen Woodcock, profesor en la escuela de Matemáticas y Física de la Universidad Tecnológica de Sídney, citado por el medio local News Australia, la probabilidad de que alguien ganara ese premio era de una entre 134 millones. Es decir: era prácticamente imposible, por lo que se ha convertido en el único ganador que se ha hecho del primer premio en su ciudad y el tercero en todo el país, solo detrás de un jugador que se llevó a casa 66 millones, y otro más que se llevó 60.

¿En qué ocupara el dinero?

Como era de esperarse, el hombre ha destinado una parte de su fortuna para pagar sus deudas y ponerse al corriente con su hipoteca, así como para asegurar un buen futuro para sus hijos. Además, pensando en la dura situación que vivió hace unos meses cuando perdió su empleo, el ahora millonario está dispuesto a ayudar a más gente y a hacer algo por los más necesitados de su comunidad, según él mismo ha revelado a News Australia:  “Voy a intentar ayudar a todos… Hay tanto que podemos hacer con este premio”, reflexionó.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.