Alba Santana con su madre y sus hijos

Es madre de Alexander y Victoria, de 14 y 8 años respectivamente

Alba Santana, hija de Mila Ximénez, y su discreta vida familiar en Ámsterdam con su marido e hijos

Conoció a su marido, Aviv Miron, en su etapa universitaria en Suiza y se casaron en 2006

por hola.com

Alba Santana, la única hija de Manolo Santana y Mila Ximénez, vive en los Países Bajos junto a su familia. Siendo tan solo un bebé, Alba ya protagonizó entrañables reportajes al lado de sus padres en la revista ¡HOLA!, donde el reconocido extenista, ganador de cuatro torneos del Grand Slam, y la periodista presentaron a su primera hija, que nació el 13 de abril de 1984, o compartieron momentos tan significativos como su Primera Comunión, celebrada en Sevilla. Con los años, Alba optó por una vida más discreta al lado de marido, el empresario Aviv Miron y sus hijos, Alexander y Victoria. Sin embargo, en los últimos años ha hecho varias apariciones para apoyar a su madre, tanto en la pequeña pantalla durante el periplo de la comunicadora sevillana en Supervivientes, como en los últimos duros meses que la familia ha vivido desde que Mila anunciara que padecía un cáncer de pulmón, y donde Alba ha estado hasta el último momento en Madrid con su madre.

Alba Santana, la hija de Mila Ximenez, está en España para apoyar a su madre

Mila Ximénez con su hija Alba cuando era tan solo un bebéVER GALERÍA

Alba tuvo que enfrentarse, primero, a la separación de sus padres en 1987 tras tres años de matrimonio y después a la decisión de su madre de renunciar a la custodia para garantizar que su hija tuviera las mejores oportunidades de la mano de Manolo Santana. Al cumplir la mayoría de edad, Alba se mudó a Suiza, donde comenzó sus estudios en hostelería. Allí conoció al que después se convertiría en el amor de su vida: el empresario israelí Aviv Miron. Aunque la relación comenzó como una simple amistad, cuando él terminó la carrera y se marchó a Turquía, donde reside su familia, se dieron cuenta de que lo suyo era amor de verdad.  "El día que yo tenía que regresar a Suiza, hay una enorme tormenta de nieve que me impide volver [...] Sentía que teníamos algo que decirnos y que no nos llegábamos a decir, y, de repente, el día de mi marcha, no me podía ir... Fue entonces cuando hablamos de lo que el uno sentía por el otro", nos explicaba la propia Alba durante un reportaje en 2013.

Alba y Manolo SantanaVER GALERÍA

Alba y Aviv se casaron en junio de 2006 en una ceremonia que se celebró primero por lo civil en los juzgados y después por el rito judío, religión del novio, en el hotel Puente Romano de Marbella. Tenían 22 y 23 años y estuvieron acompañados por las familias de ambos, incluidos Manolo Santana -que fue el padrino- y Mila Ximénez. La hija del tenista ya tenía claro entonces que quería ser madre, según contaba en ¡HOLA!. Así pues, el 23 de enero de 2007 dieron la bienvenida en Madrid a su primer hijo en común, Alexander y el 10 de octubre de 2012 vino al mundo Victoria, también en la capital española, completando la felicidad no solo de sus padres, sino también de la orgullosa abuela, Mila Ximénez, que aseguraba estar "como loca" con los dos pequeños. 

alba-santana-marido-g3VER GALERÍA

Para Alba, el ser madre y crear su propia familia fue también una liberación de las dificultades que había vivido entre sus progenitores. "Ahora me toca a mí. Tengo que pensar en mí y ser feliz, viajar y disfrutar y tener un compañero que me entienda tal como soy", pensó. "Había pasado de ser la hija de Manolo Santana y de Mila a ser simplemente Alba. Aviv venía de fuera, no tenía ni idea de lo que era mi vida en España, de quiénes eran mis padres y de los problemas que pudiera haber entre ellos…", comentó la hija de la periodista en la entrevista con ¡HOLA!. 

alba-mila-gtresVER GALERÍA

Aviv trabaja desde 2008 en Ace Tankers, una empresa de transporte marítimo, mientras que Alba se encuentra al cuidado de los pequeños Alexander y Victoria, que ya tienen catorce y nueve años, respectivamente. Y aunque vivan en los Países Bajos, la distancia no ha impedido que los niños tengan una estrecha relación con su abuela materna, gracias a la tecnología y a las visitas frecuentes que realizaban entre España y el país europeo. Mila sentía un gran cariño por su yerno: "Ha sido fundamental en todo. Ha dejado trabajos en Estados Unidos muy buenos para que sus hijos estuvieran con sus abuelas. Él dice que, mientras vivamos, tenemos que disfrutar de los niños", declaró la periodista en 2016. 

Loading the player...

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.