Simon Kjaer

Simon Kjær, el capitán de la selección de Dinamarca que se ha vuelto un héroe

Simon Kjær fue el primero en auxiliar a Christian Eriksen al colapsar en el terreno de juego

por Carolina Soto

Las escenas que se vivieron en el campo de juego del partido de Dinamarca contra Finlandia en la Euro 2020 serán unas difíciles de olvidar. A punto de llegar al medio tiempo del encuentro, Christian Eriksen se desvanecía sin razón aparente. Lo que pudo acabar en una desgracia, afortunadamente ha tenido un desenlace positivo, gracias al rápido actuar de todos los involucrados, pero, principalmente de Simon Kjær, capitán de la selección danesa. Al ver que Eriksen colapsaba, Kjær dejaba su posición para ser el primero en auxiliarlo. Sin pensarlo dos veces, lo colocó en la posición correcta, liberó sus vías aéreas y comenzó a darle los primeros auxilios mientras llegaban los servicios de emergencia. Una vez que dejó a su amigo en manos de los expertos, organizó a su equipo en una barrera para proteger la privacidad de Eriksen en un momento tan vulnerable. Mientras los desconcertados jugadores veían hacia el campo, varios de ellos con lágrimas en los ojos, Simon no quitaba la mirada de su compañero, únicamente separándose de él, una vez que la esposa de Eriksen brincó a la cancha, en donde Kjær estuvo para consolarla.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

‘Quiero entender qué pasó’, Eriksen da sus primeras declaraciones tras el incidente

Eriksen reaparece desde el hospital: ‘Estoy bien, dadas las circunstancias’

Lo que podrían parecer actos meramente humanos y de compañerismo, han sido aplaudidos alrededor del mundo, por la rápida respuesta y el despliegue de apoyo que se pudo ver. En LinkedIn se han publicado un sinfín de mensajes de admiración en los que se recalca que el verdadero liderazgo se ve así. En ningún momento Kjær perdió la cabeza, rápidamente tomó acción y hay quien se atreve a apuntar a que fue precisamente su rápida forma de actuar lo que le salvó la vida a Eriksen, quien según el doctor de la selección danesa, sufrió un paro cardiaco en la cancha.

Los titulares que declaran que Simon salvó la vida de su compañero no han faltado, y desde el primer momento se pidió que Kjær recibiera también la capitanía del Milán, donde juega y en donde es férreo rival de Eriksen, que forma parte del Inter. Esta petición no se ha quedado solamente en las redes sociales, sino que una enorme manta apareció en el estadio del equipo italiano pidiendo el nombramiento para el danés. Los medios italianos aseguran que es una posibilidad realista el que para la próxima temporada, el jugador de 32 años reciba el puesto.

Curiosamente, tras el incidente, Kjær ha permanecido en silencio. A diferencia de sus compañeros, que han tenido la oportunidad de ver a Eriksen, él no ha declarado absolutamente nada. Sus redes sociales permanecen en silencio desde antes del fatídico partido. Es por esto que se piensa que no será sino hasta mañana jueves, que la selección danesa vuelva a jugar en la Euro, que se vuelva a saber de él.

La admiración de sus compañeros

Quien sí ha hablado, no solamente sobre su alivio al poder ver a Eriksen, sino sobre la admiración que tiene por su capitán, es el portero Kasper Scmeichel. Durante la conferencia de prensa del lunes, el arquero que también ayudó a consolar a Sabrina Eriksen -la esposa de Christian-, dijo de Simon: “Estoy increíblemente orgulloso de tenerlo como capitán. No me sorprende que haya hecho lo que hizo. Él tiene un lado increíblemente sensible y humano en él. Simon y Christian pasan mucho tiempo juntos en Milán porque viven cerca”.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.