delfin

Una delfín mular adopta a una cría de ballena piloto en Nueva Zelanda

por Ricardo Vidal

Sin duda alguna, el instinto maternal de algunos animales es tan grande, que sin importar la especie, siempre están dispuestos a procurar el bienestar de una cría que lo necesite. Tal es el caso de una delfín nariz de botella, la cual ha sido visto en los últimos días interactuando con una pequeña ballena piloto con si fuera su propia cría, frente a las costas de Nueva Zelanda. Esta observación ha quedado a cargo de un grupo de expertos de la asociación Far Out Ocean, dedicados a la investigación en mar abierto y la conservación marina, quienes han dado seguimiento a la conducta de esta delfín.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

A través de sus redes sociales, la organización ha compartido algunas actualizaciones sobre este caso, mostrando su sorpresa ante el vínculo que han formado estas dos especies marinas a lo largo de varias semanas, una conducta que consideran normal dentro de estas especies animales. “Al analizar nuestras fotos de esta temporada, encontramos otro registro del mismo delfín mular con (presumiblemente) la misma cría de ballena piloto. Hemos incluido ambas imágenes para mostrar el crecimiento de la cría durante un período de cinco semanas”, se puede leer en la publicación que ha hecho Far Out Ocean en su perfil de Instagram, la cual ya se ha vuelto viral.

Si bien, esta conducta es considerada normal entre los delfines mulares, como también se les conoce a los delfines nariz de botella, hasta ahora son pocos los datos que existe sobre el porqué de este comportamiento. “Como se indicó en una publicación anterior, se sabe que los delfines mulares adquieren crías de otras especies, aunque las razones de este comportamiento siguen siendo poco conocidas. La ejemplar es un miembro bien conocido de la población de delfines mulares en alta mar del noreste de Nueva Zelanda y se asocia regularmente con orcas piloto y falsas orcas. Esperamos reencontrarnos con ella para monitorear este interesante fenómeno”,

De acuerdo con el investigador de Far Out Ocean, Jochen Zaeschmar, la mayoría de las familias mixtas de delfines mulares nunca incluyen crías de otras especies que puedan crecer más que ellas, por lo que esta adopción resulta extraordinaria. De hecho, Zaeschmar ha revelado que en el pasado han podido observar como algunos de estos mamíferos adoptan y amantan a crías de otras especies, pero generalmente se trata de delfines comunes o de un tamaño parecido al de ellos. "Es bastante inusual que adopten una especie que sea más grande que ellos”, señaló el experto en declaraciones citadas por el medio 1 News reports.

Una adopción muy peculiar

De acuerdo con Zaeschmar, hasta ahora no han podido descifrar en misterio detrás de esta inusual adopción, pero sospechan que se trata de un “instinto maternal fuera de lugar. Dentro de las hipótesis que manejan dentro de este caso es que la mamá delfín podría haber perdido a su propia cría o que también pudo haber decidido que quería una y se la robó. "Probablemente hay una madre ballena piloto muy molesta por ahí", dijo el experto.

Por otro lado, el investigador aseguró que los diferentes hábitos alimenticios de las dos especies podrían separar a la madre y su hijo adoptivo una vez que esta deje de amamantarlo, por lo que se espera que en cuestión de semanas esta cría se una a una nueva familia de ballenas piloto, pues suelen cruzarse a menudo con otras familias de delfines.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.