mandril

Conoce a Ivy, la tierna bebé mandril que ha nacido en Disney's Animal Kingdom

por Ricardo Vidal

El nacimiento de un nuevo ejemplar de cualquier especie animal siempre será una muy buena noticia. Sin embargo, se vuelve doblemente emocionante cuando se trata de una especie en un estado de conservación vulnerable. Es por eso que para Disney’s Animal Kingdom, el nacimiento de Ivy, una pequeña mandril, ha sido todo un evento que han celebrado por todo lo alto y que han querido compartir con todo el mundo.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD:

De acuerdo con un comunicado enviado por Disney’s Animal Kingdom, la pequeñita llegó al mundo el pasado 10 de abril, luego de seis meses de gestación, que es el tiempo promedio de un embarazo de mandril. Es hija de la madre primeriza Hazel y de Linus, ambos integrantes de la colonia de mandriles que viven en este lugar especializado en la vida animal. Tanto la bebé como la madre se encuentran en buen estado de salud, según se ha reportado, y de hecho ya han recibida de los primeros visitantes, quienes han caído rendidos ante la ternura de la recién nacida.

Ivy y su mamá han permanecido unidas desde el momento de su nacimiento y parecen inseparables. Sin embargo, se espera que esto cambie una vez que la pequeñita aprenda a caminar. “La tímida bebé se aferra a su madre como si fueran una misma. Pero esto cambiará tan pronto como Ivy comience a caminar a las pocas semanas de nacer”, se puede leer en el comunicado. Además, se ha detallado que, a pesar de que los mandriles son considerados como la especie de mono más grande del mundo, la pequeñita pesó menos de un kilo en el momento de su nacimiento.

Por supuesto, Ivy ha sido cobijada por una tropa de siete mandriles que también viven en Disney’s Animal Kingdom, por lo que ahora cuentan cuatro generaciones de esta especie animal que provienen de la misma familia, reflejando el sistema social de mandriles encontrado en la naturaleza.

Algunos datos sobre los mandriles

A lo largo de los años, el mandril ha sido emparentado con los babuinos, y de forma estrecha con el drill, todos ellos perteneciente a la familia de los primates. Pueden llegar a tener un peso de 55 kilos, sobre todo en el caso de los machos, por lo que incluso son considerados como los monos más grandes del mundo, exceptuando a los simios, que evidentemente son más grandes que un mandril. Se pueden encontrar en vida silvestre desde el oeste de la zonas tropicales de África, hasta el Congo.

Esta especie tiene características físicas muy específicas que hace fácil su identificación, pues destaca por su rostro entre tonos azulados y rojizos, presentando un tono menos intenso en el caso de las hembras. Además, el color de su trasero les ayuda a mantenerse unidos entre la densa vegetación de la selva, pues permite la fácil identificación entre ellos. Su alimentación se basa en insectos, plantas y otros animales. Desafortunadamente, su hábitat cada día se ve más amenazado por el incremento de zonas agrícolas en Camerún, donde además son cazados por su carne, eso sin contar con la amenaza natural de su principal depredador, el leopardo, por lo que sin duda es una especie en estado de conservación vulnerable.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.