game-changer

Bansky rompe su propio récord: su obra homenaje al personal de salud es subastada por más 400 millones de pesos

por Ricardo Vidal

A lo largo del año que ha durado la pandemia por el Covid-19, se han organizado un sinfín de homenajes para todo el personal de salud que ha luchado en primera fila en contra de la epidemia que ha cobrado la vida de más de 2 millones de personas en todo el mundo. Uno de ellos ha sido el del artista urbano Bansky -conocido por lo espontáneo de sus obras y por el estilo tan particular de cada una de ellas-, quien sorprendió a los residentes del Hospital General de Southampton, Inglaterra, luego de que interviniera uno de sus muros, durante la primera ola de la pandemia. Y aunque el artista suele hacer algunas críticas o sátiras políticas y sociales, en esta ocasión decidió rendirles un merecido homenaje a todos aquellos que arriesgan sus vidas para salvar las de otros. Como era de esperarse, la pieza ha llamado la atención de todo el mundo, a tal punto, que ha sido subastada en poco más de 20 millones de euros (más 400 millones de pesos mexicanos).

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Se trata de la obra conocida como Game Changer, en donde se puede observar a un niño jugando con una enfermera de la cruz roja, quien usa una capa y una mascarilla, al puro estilo de los superhéroes de los cómics. Junto al niño, en un bote de basura, yacen las figuras de dos superhéroes parecidos a Batman y Spiderman, siendo este el emotivo homenaje que el artista ha querido hacer para todo el personal sanitario, en un intento de reivindicar el trabajo de uno de los sectores más afectados por la pandemia y que ha visto sus filas disminuir dramáticamente en todo el mundo, debido a la mortalidad del nuevo coronavirus. “Gracias por todo lo que están haciendo. Espero que esto ilumine un poco el lugar, aunque solamente sea en blanco y negro”, se puede leer en un texto que viene incluido en la misma obra.

Hasta antes de la subasta, Game Changer había sido exhibido solo en el hospital donde originalmente apareció. Sin embargo, ahora que ha sido vendido, se reemplazará el original de la pared del centro médico por una copia del mismo, para que así pueda seguir inspirando a todo el personal que ahí labora y que desde que inició la pandemia no ha podido ver la luz al final del túnel.

La casa de subastas Christie’s, encargada de la puja de Game Changer, describió la pieza como una representación de “los valores simples y universales que han pasado a primer plano durante la pandemia: la familia, el hogar y el tiempo que se pasa con los seres queridos”. La obra ha logrado cuadriplicar la estimación que se había fijado para este evento en específico, por lo que se coloca a la delantera de las obras de Bansky que han sido subastadas, duplicando la cifra de su récord anterior de 11.51 millones de euros, cuando se vendió la obra Parlamento Descentralizado, un óleo sobre tela en el que el artista representó a los políticos británicos como chimpancés, sentados en la Cámara de los Comunes. Gran parte del dinero recaudado será donado al Servicio Nacional de Salud británico.

Bansky y el coronavirus

Game Changer no ha sido la única obra de Bansky que ha sido inspirada por la actual emergencia sanitaria. Unos meses después de haber intervenido los muros del Hospital General de Southampton, aparecieron en el metro de Londres dos ratas usando mascarillas; sin embargo, fueron retiradas casi de inmediato debido a la estricta política antigrafitis del metro. En diciembre del año pasado, también apareció el mural de una mujer que está estornudando y que gracias a que se pintó en la calle más empinada de Londres, en Totterdown, Bristol, pareciera que la acción de la mujer ha movido las casas.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.