Kathleen Filbigg

Aunque está condenada a 30 años de prisión, la ciencia cree que es inocente

Kathleen Folbigg ha pasado casi dos décadas en la cárcel por el asesinato de sus 4 hijos

por hola.com

Durante su juicio se le consideró la ‘peor asesina de Australia’ y desde entonces Kathleen Folbigg ha pasado 18 años en prisión, ¿la razón? Se le encontró culpable de haber matado a sus cuatro hijos, todos en un periodo de 10 años al poco tiempo de haber nacido. Su caso ha sido objeto de análisis e interés, sobre todo ante una nueva ola de podcasts sobre crímenes reales. Esta atención ha hecho que a casi dos décadas de la resolución del caso, 90 científicos -incluidos dos ganadores del Nobel- pidan el perdón para la mujer. Si esto pareciera increíble, se debe saber que esto se debe a que después de un análisis genómico que no existía al momento de la investigación del caso, se supiera que por lo menos dos de los bebés murieron por una mutación genética que llevó a complicaciones cardíacas.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Alerta en Estados Unidos por el agua alcalina Real Water

El lamentable fallecimiento de la cantante de country Taylor Dee

La historia de Kathleen ha sido objeto de todo tipo de programas policíacos, y es que desde un inicio su camino estuvo plagado de dificultades. Cuando tenía apenas 18 meses, su padre mató a su mamá a puñaladas, razón por la que pasaría 15 años en prisión y sería deportado a Inglaterra. El comportamiento que la mujer tuvo en su juventud ha hecho que se sospeche que fue abusada en sus primeros años de vida.

Su suerte parecía cambiar a finales de los 80s cuando conoció a Craig Folbigg en una disco y acabarían en el altar. Kathleen tenía solamente 21 años cuando nació Caleb, su primogénito. No habían pasado 20 días de su nacimiento cuando el bebé murió, aparentemente por muerte de cuna. En 1990, Kathleen se embarazaría nuevamente y llegaría al mundo Patrick, un bebé sano que a los cuatro meses sufriría daño cerebral y convulsiones que acabarían con su vida cuatro meses después.

Un tercer bebé llegaría, pero a los 10 meses se reportaría que había tenido muerte de cuna, y su cuarto hijo, una niña, moriría a los 18 meses. Ante esta situación, no solamente su matrimonio perecería, sino que la policía comenzaría a sospechar, cuando su marido encontró un diario que ella había dejado en la casa. En él se leía a la madre pidiendo que no volviera a pasar lo mismo que con sus tres hijos, y describía que su tercera hija había ‘partido con un poco de ayuda’. El 19 de abril del 2001 la mujer sería arrestada por el asesinato de sus cuatro hijos. En el juicio del 2003, aunque no había evidencia concluyente se encontró a Kathleen culpable del asesinato de 3 y homicidio imprudencial de 1. De la sentencia de 30 años, ha cumplido ya 18.

La joven promesa del surf que murió por el impacto de un rayo

La nueva evidencia

El equipo legal de la mujer no ha perdido la esperanza y después de años, han pedido una investigación completa del genoma de la acusada, considerando que tal vez se podría encontrar algo que hubiera heredado a sus hijos. Sorprendentemente, en las dos bebés localizaron una mutación genética que podría explicar la causa de la muerte. En los dos varones se ha encontrado otra variante que si hubiera estado combinada con una variación de su padre -quien no quiso participar en el estudio- podría haber causado una muerte prematura. Aunque es una posibilidad remota, no se ha descartado.

De momento, se está analizando la petición pero nada está escrito en este caso que parecía resuelto y bien podría dar un giro.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.