Boda de una sobreviviente de ataque con ácido

La mujer que sufrió un ataque de ácido por rechazar una propuesta matrimonial, ha llegado al altar 13 años después

Pramodini encontró el amor en el hospital en el que se estaba recuperando

por Carolina Soto

Los cobardes ataques con ácido han cambiado la vida de miles de mujeres alrededor del mundo. Eso fue precisamente lo que le sucedió a Pramodini Roul. Cuando tenía solamente 16 años, sufrió un ataque de este tipo al haber rechazado una propuesta matrimonial de un hombre. Las consecuencias de esta situación serían terribles, pues además de las quemaduras en su cuerpo, el ácido afectó también sus ojos, quedando únicamente con el 20% de visión, y tuvo parálisis como resultado del ataque por el que pasó 5 años en rehabilitación. Pero durante su recuperación, su vida dio un giro al conocer a Saroj Sahoo, quien 13 años después del ataque, se ha convertido en su esposo.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Uno de los sobrevivientes del avionazo del Chapecoense se salva de un nuevo accidente

El trágico fallecimiento del actor de Degrassi: The Next Generation

La amiga de Saroj era enfermera en el SCB Medical College and Hospital, en el que Pramodini era tratada. Después de conocerla, Saroj preguntó a la madre de la joven por qué después de cinco años seguía sin poder caminar, la respuesta era que no tenían dinero para la rehabilitación, por lo que Saroj se comprometió a ayudarla personalmente y ponerla en pie en 4 meses. La pareja se enamoraría rápidamente, y se comprometió en el 2018. Aunque tenían planes para que su boda se celebrara en el 2020, la pandemia retrasó todo y ha sido hasta ahora que han podido llegar al altar. Una emocionada Pradomini declaró a medios locales que éste era el mejor día de su vida.

Significativamente, en la ceremonia de bodas, no solamente estuvieron sus familias, sino 20 sobrevivientes de ataques de ácido de la fundación Chhnav, en la que la pareja trabaja ayudando a otras víctimas a recuperarse. “Me gustaría dar un mensaje a todas las sobrevivientes de ataques de ácido de que no se sientan sin esperanza, sigan adelante y sueñen en grande”, fue el mensaje que Pradomini dio en su boda, según reporta la agencia local ANI.

El ataque

Cuando Pramodini tenía solamente 16 años, sufrió el ataque a manos de un hombre despechado. Como estudiante, tenía que caminar diario a casa y se dio cuenta de que un militar la seguía todos los días por lo que le pidió que no lo hiciera. Poco después recibió una llamada en su casa, era el mismo hombre diciéndole que la amaba, por lo que ella colgó el teléfono. Dos semanas después, estaba plantado en su casa pidiendo su mano, algo que rechazó la madre de la joven. Pasarían seis meses para encontrarlo otra vez en la calle, en donde volvió a proponerle matrimonio, cuando le dijo que no, le vertió un líquido en el cuerpo que después se sabría que era ácido. Tras lo sucedido, fue hasta el 2017, que la policía arrestó tanto al atacante, como a su cómplice -quien lo había ayudado a comprar el ácido-, y ambos fueron enviados a prisión.

El paseador de los perros de Lady Gaga rompe el silencio

“Este fue un incidente de 7 años, no teníamos evidencia contra Santosh. Así que, empecé a reunirla yo misma. Sabía su nombre y conocía a sus amigos. Hablé con ellos con el pretexto de que quería saber por qué lo había hecho. Todos condenaron sus acciones. Secretamente, grabé sus llamadas, necesitaba la evidencia. Supe que Santosh estaba viviendo feliz en un cuartel militar con su esposa e hijo. Solo el pensamiento de que él siguió con su vida como si no hubiera hecho nada malo, me enojaba. Así que cuando junté la evidencia, llevé mi caso a los medios…Después de siete años, la vida nos puso frente a frente otra vez. Fui llamada a identificarlo…Había 22 hombres ahí, pero inmediatamente lo reconocí. Y cuando estuve parada frente a él, ¡me sonrió! ¡El descaro! Ese día, lo encarcelaron. Finalmente, no era un hombre libre después de arruinar mi vida en cuestión de segundos”, contó la sobreviviente en su cuenta de Facebook al describir que 11 años después, todavía no lo encuentran culpable, pues el veredicto se debía dar en el 2020, pero todo fue postpuesto por la pandemia.

“Antes de aventarme el ácido, me dijo: ‘Si no me perteneces a mí, no serás de nadie’. Eso no fue amor. Solamente me quería poseer. Lo sé ahora. Sé lo que el amor significa verdaderamente, ahora que tengo a Saroj a mi lado”, dice una contundente Pramodini.


 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.