koala

Así cambió la vida de este koala tras haber recibido una prótesis para su pata

por Ricardo Vidal

La vida de Triunfo, un tierno koala de Nueva Gales del Sur, Australia, ha dado un giro de 180 grados, luego de haber recibido una pequeña prótesis de pie, la cual necesitaba para poder trepar a los árboles, caminar y jugar. Y es que el pequeño nació sin una de sus extremidades debido a un mal congénito, por lo que prácticamente no podía realizar ninguna de las actividades propias de su especie, lo que tenía a sus cuidadores muy tristes y preocupados.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

De acuerdo con Reuters, Triunfo fue rescatado por la veterinaria Marley Christian, luego de encontrarlo solo al lado de su madre moribunda, por lo que de inmediato formaron un vínculo muy especial una vez que fue llevado al Friends of the Koala, un centro especializado en esta especie que se encarga de cuidar a animalitos en peligro y rehabilitarlos para su posterior reintroducción a su hábitat nacional. Marley se mantuvo cerca del pequeño y siempre al pendiente de su estado de salud y su rehabilitación.

Christian buscó en más de una ocasión ayudar a Triunfo a que pudiera llevar una vida más normal e incluso hacer algunas actividades para un pequeño de su edad y de su especie. De hecho, la veterinaria acudió a varias empresas especializadas en prótesis en los Estados Unidos, para que pudieran fabricarle una al pequeño y ayudarlo a caminar por primera vez. Sin embargo, no tuvieron éxito pues de las piezas que se le hicieron ninguna funcionó.

Luego de acudir a instancias internacionales, Marley nunca imaginó que la solución para el problema de Triunfo estaba en su propio país y a unas cuantas horas de donde se encontraban. Y es que Jon Doulman, un especialista en prótesis dentales, quien había escuchado la historia del koala, se ofreció como voluntario para encargarse del caso del pequeñito. El dentista diseñó y fabricó una prótesis en color rosa, la cual está hecha de una cinta de velcro que ayuda a ajustar la pieza a la piernita del koala y una huellita que le ayudaría a hacer las funciones de la pata que no tenía. “Ciertamente fue diferente", dijo Doulman a Reuters. "Requirió un poco de pensamiento lateral en cuanto a la creación del diseño... pero fue una gran sensación poder ayudarlo", agregó.

¿Funcionó la prótesis?

Por fortuna, la pieza resultó ser un éxito y el pequeño Triunfo ya puede trepar árboles, caminar y jugar, algo que tiene muy contenta a su cuidadora, quien contó que fue cuestión de minutos para que el animalito se sintiera listo para retomar su vida. "Dio un pequeño salto; ya estaba corriendo y saltando alrededor, y de hecho lloré", expresó Marley sumamente conmovida, pues llevaba algún tiempo tratando de encontrar una solución para Triunfo y al verlo hacer todo lo que antes no podía hacer la llenó de mucha emoción. "Es lo mejor que me ha pasado, haría absolutamente cualquier cosa por este chico", agregó.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.