Jacob Roloff

Jacob Roloff denuncia el abuso de uno de los productores de Mi gran familia pequeña

A través de un profundo mensaje en Instagram, dio testimonio de lo que vivió

por Carolina Soto

Jacob, el hijo más joven de la familia Roloff, que ha sido conocida desde hace años por protagonizar el reality show, Mi gran familia pequeña, ha tomado su cuenta de redes sociales para denunciar el abuso sexual que sufrió a manos de uno de los productores del programa cuando era apenas un niño. Con 23 años, Jacob dejó el programa hace un par de años, a pesar de que la mayoría de su familia continuó con el programa de realidad que documenta la vida de la familia que creció con dos padres con enanismo, condición que heredó uno de sus mellizos mayores.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El lamentable suicidio de la madre de Daisy Coleman, quien también se quitó la vida

Estados Unidos busca frenar el 'imperio digital' de Mark Zuckerberg

El testimonio

“A menudo, es más fácil pensar sobre las cosas que hablar sobre ellas, es por eso que esta revelación se ha retrasado, pero a lo largo de ese retraso he encontrado la fuerza y las palabras. Como niño, después de lo que ahora entiendo fue un largo proceso de preparación, fui abusado por un productor ejecutivo de campo de Mi gran familia pequeña, Chris Cardamone. No espero compartir detalles de este encuentro en ningún momento públicamente. (Pero) espero que nunca se le permita volver a estar alrededor de niños”, comienza el mensaje que Jacob publicó en su cuenta de Instagram.

“Comencé a contemplar este comunicado cuando me mandó un mensaje años después en noviembre del 2015. Decidí revelarlo ahora porque sigue siendo un recuerdo traumático que tiene que ser exorcizado de cualquier otro poder que pueda tener sobre mi desarrollo. Al revelar esto, tal vez se me entienda más y a mi perspectiva en cuanto al abuso sexual de niños, explotación infantil y los costos colaterales que la televisión de realidad. Aunque, tendría que agregar que esta experiencia no es lo único que definió mi punto de vista en ninguno de estos temas, ni ha definido mi vista del mundo en general”, continúa.

Las generosísimas donaciones multimillonarias de la exmujer de Jeff Bezos

Esto también puede servir como recordatorio de que una experiencia de abuso sexual, en todas sus formas, puede pasarle a cualquiera, en cualquier momento, y es mucho más común en nuestra realidad de lo que el actual estigma social nos permite hablarlo. ¿Por qué no hablar antes? Un niño debe procesar, y yo necesité silencio y tiempo”, explica Jacob. “Continúo con mi propia contemplación del voyerismo involucrado en todo lo que rodea a la televisión de realidad, un espectáculo masivo de drama y dolor y pelea e invasión, con un poco de alegría espolvoreada por encima, que los televidentes ven de forma completamente disasociada de los humanos complejos dentro de los ‘personajes’ simplistas que ven en televisión. Sin embargo, no ha conexión casual inherente entre la producción de televisión de realidad y el trauma infantil. Todavía seguimos adelante con la guía de sordos, tontos y ciegos, pidiendo perdón después, en vez de hacernos las preguntas más duras antes”.

“Las ganancias feron de hecho dulces. La experiencia real fue más complicada. A menudo pregunto sinceramente, desde esta compleja perspectiva: ¿simplemente se toma por sentado que seamos capaces de ver a alguien crecer en la televisión semana a semana? ¿Cómo afecta el ambiente de ojos curiosos, tanto de la lente como de la audiencia, en la percepción propia? ¿Cómo se valoran las ganancias materiales contra los efectos psicológicos posteriores? ¿Alguien ha definido los límites? ¿Los han estudiado? ¿Deberíamos estudiarlo?”.

Para finalizar, Jacob escribe: “Mucho de la televisión de realidad es simplemente ‘un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia, que no significa nada’. Finalmente, se debe enfatizar que toda la culpa radica en el predador, y ninguna de las culpas recae en ninguno de los miembros de mi familia. Estoy seguro de que éste es un momento positivo para mí, y un paso más hacia un futuro más brillante. En solidaridad con los sobrevivientes silenciosos, Jacob Roloff”. Su madre, Amy, respondió al mensaje diciendo: “Estoy orgullosa de ti. Ahora no te tendrás que sentir solo cargando esto”.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.