Heredera Guinness

En Reino Unido

El trágico fallecimiento de la heredera de Guinness, de apenas 19 años

La joven se ahogó en un accidente doméstico el verano pasado, pero hasta ahora se ha dado a conocer

by Carolina Soto

Con apenas 19 años, Honor Uloth, heredera de Guinness, falleció trágicamente en un accidente doméstico, ahogándose en una alberca en Reino Unido. La primogénita de Rupert Uloth y Lady Louisa Jane Guinness -bisnieta del Conde de Iveagh, Benjamin Guinness-, se encontraba en una fiesta familiar cuando se encontró su cuerpo sin vida en el fondo de la alberca, según el reporte policial al que ha podido tener acceso People. Se sabe que tras el accidente, la joven fue trasladada al hospital St. Richard en Chichester y después al St. Thomas’s Hospital de Londres, donde perdería la vida seis días después de ser encontrada en la alberca. Aunque esto sucedió el verano pasado, con la muerte registrada el 6 de agosto, no ha sido sino hasta ahora que se ha dado a conocer.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Tras varios intentos y 14 hijos varones, una pareja logra tener a su primera niña

Para reactivar el turismo, empresa ofrece cruceros a ‘ninguna parte’ en Singapur

En el reporte se puede leer: “Honor y su familia asistieron a una fiesta familiar en Spinney Lane, Itchenor, West Sussex. En esa noche, Honor estaba en el jacuzzi, que estaba cerca de la alberca. Alrededor de las 11 pm, dejó el jacuzzi para irse a nadar a la alberca. Poco después, Honor fue encontrada inconsciente en el fondo de la alberca. A pesar de que la alberca estaba iluminada, parece que Honor brincó o se resbaló a la alberca y se golpeó la cabeza quedando inconsciente. No está claro con qué se golpeó la cabeza. No hay evidencia de que haya sufrido alguna situación médica”. Sobre cómo se dieron cuenta del accidente, el coronel Geoff Charnock explicó: “El hermano de Honor estaba caminando hacia el jacuzzi…y la vio en el fondo de la alberca. Pidió ayuda y la rescató de la alberca. Los adultos comenzaron a hacerle primeros auxilios mientras llegaba la ambulancia”.

Según el Dailymail, lo sucedido se dio a conocer cuando la familia le rindió un homenaje tras la donación de sus órganos. “Siempre dejó claro que si algo le pasaba, le gustaría que sus órganos fueran donados a aquellos que los necesitaran. Los doctores dijeron que, con los candidatos que encontraron, parece que va a ayudar a salvar cuatro vidas y mejorar seriamente otras diez”, se lee en el mensaje que el tabloide publicó. También dieron a conocer un mensaje póstumo de la familia: “Hemos perdido a una hija y hermana que trajo luz y alegría inimaginables a nuestras vidas. Estaba tan llena de felicidad, risas, amabilidad y aventura. Tenía este hábito de reunir a la gente y hacerla sentir bien”.

El padre de la joven estudiante de la Oxford Brookes Univesity dijo a la misma publicación: “Honor era una niña de diamante con un corazón de oro, su habilidad de brillar y traer ligereza y alegría era su signo característico en la vida”. En un comunicado, la familia expresó: “Vamos a atesorar tantos recuerdos de ella: el sonido de su canto y (mientras) tocaba el piano…Su último día lo pasó cabalgando ponis en la mañana, viendo a sus amigas en la playa en la tarde y pasando la noche con amigos y familiares cercanos en una deliciosa cena al aire libre. Fue un día perfecto”.

Así son las viviendas de lujo de Aston Martin en Nueva York… con regalo incluido en el garaje

Una familia marcada por el infortunio

Desgraciadamente, la muerte de la joven se suma a la lista de tragedias que la familia ha tenido que enfrentar con el paso de los años. El patriarca de la familia -que fuera el hombre más rico de Irlanda-, Arthur Guinness, quien comenzaría el famoso negocio en 1759, tuvo 21 hijos, pero vio morir a 10 de ellos antes de que pudieran convertirse en adultos. A pesar de esto, no sería hasta el siglo XX que se hablara de las tragedias de la familia. Entre sus herederos, uno de ellos, que trabajaba como ministro británico, fue asesinado por terroristas en El Cairo en 1944. En los 60’s, Tara Browne, murió al estrellar su automóvil en South Kensington, inspirando la canción A Day In The Life, de John Lennon. Lady Henrietta Guinness, de 35 años, se suicidó en Italia en 1978, mismo año en el que murió Peter Guinness en un accidente automovilístico y en el que Dennys Guinness fue encontrado sin vida en casa de sus padres, mientras que John Guinness se vio involucrado en un accidente de autos en el que su hijo falleció. En 1983, Olivia Channon, hija del heredero de la familia, murió por una sobredosis.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.