Donald Trump

Sobre el Covid-19

El reclamo de la esposa de Nick Cordero a Donald Trump: ‘Es una bofetada en el rostro’

La polémica declaración del mandatario que ha desencadenado todo tipo de reacciones

by Carolina Soto

El 5 de julio, después de 95 días de lucha contra el Covid-19, Nick Cordero perdía la vida. La tragedia de esta enfermedad que ha azotado al mundo, llevaba meses acechando a la joven familia que no podía creer que el actor, un hombre sano de 41 años, que se acababa de convertir en padre, hubiera tenido pasar por un proceso tan doloroso en el que incluso se le amputó una pierna con la esperanza de salvarle la vida. Desde el día que entró a urgencias sin poder respirar, nunca se le volvió a ver consciente. Con esta terrible imagen no sorprende que la esposa de Nick, Amanda Kloots, tuviera una fuerte reacción a las recientes declaraciones de Donald Trump, quien ha enardecido a propios extraños al decir que no se debe temer al Covid-19, pues para él, fue como un resfriado.

Donald TrumpVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

La emotiva carta que la esposa de Nick Cordero le escribió a su hijo Elvis

El duro mensaje de la esposa de Nick Cordero: 'Perdimos a nuestra familia'

Con lágrimas en los ojos, Amanda tomó su cuenta de Instagram para compartir un fuerte mensaje al respecto. Por escrito, simplemente puso: “¿Qué pasa con la gente que hemos perdido a nuestros seres queridos?”, haciendo referencia a los millones de personas que han perdido a alguien en el mundo por esta enfermedad, algo especialmente importante, considerando que Estados Unidos es el país con más fallecimientos con más de 200,000 muertes. Amanda continuó escribiendo: “Ten un poco de clase, decencia, tal vez un poco de empatía, Sr. Presidente. No todos fueron tan afortunados para pasar solamente 2 días en el hospital. Ningún ser humano decente, menos nuestro líder ¡comentaría algo así! Es una bofetada en el rostro”.

El mensaje

En una story continuó: “Honestamente, no soy una persona muy (interesada) en la política, pero esto es algo difícil de ignorar. Estoy sentada aquí en mi casa y honestamente estoy congelada. En verdad, ni siquiera me puedo mover, no puedo creer lo que he leído. Solo tengo que decir que 208,000 familias han perdido a un ser querido por esta enfermedad, tú sabes lo terrorífico que puede ser. No todos son tan afortunados para salir del hospital después de dos días. Hemos visto lo que esta enfermedad puede hacer, así que, ¿adivina qué? Tenemos miedo. Yo todavía lo tengo. Pienso qué pasaría si me enfermo como Nick, el pequeño Elvis no tendría una mamá, así que tengo miedo”.

Nick CorderoVER GALERÍA

“¿Dejar ‘dominar’ tu vida? Nadie lo están ‘dejando’. Nick no lo ‘dejó’. No fue una decisión, y aún así dominó su vida, dominó mi vida, dominó la vida de nuestras familias 95 días y como no lo logró, para siempre va a afectar mi vida”, Amanda sigue diciendo en el video.

La esposa de Nick Cordero comparte los videos que encontró en su celular tras su fallecimiento

“Va más allá de lo doloroso…¡ten un poco de empatía! ¿Por qué estás presumiendo? Ten empatía con los estadounidenses, de los que eres nuestro líder. Ten un poco de empatía por la gente que está sufriendo y de luto. Simplemente no es justo que actúes como si esta enfermedad no fuera nada y que tú lo superaste. Estoy muy contenta de que lo hayas hecho, sabes, gracias a Dios, pero, ¿adivina qué? Hay mucha gente que no (lo logró). Así que en vez de presumir lo maravilloso que te fue, por qué no dices: ‘Wow, ahora que tuve esta enfermedad puedo entender un poco mejor cómo pudo haber afectado a nuestro país y a esta gente”, dijo Amanda visiblemente afectada.

La entrenadora física fue solamente una de las muchas personas que se indignaron ante estas declaraciones de Donald Trump, entre las que resonó la del experto en la materia, el Dr. Fauci, quien ha pedido tomar las cosas con seriedad. La situación es tal que tanto Facebook como Twitter han marcado sus publicaciones por contener información falsa.

Nick CorderoVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.