Donald Trump

Padece Covid-19

Por qué ha causado tanta polémica la aparición de Donald Trump durante su hospitalización

En un automóvil, acompañado del Servicio Secreto, saludó a sus seguidores

by Carolina Soto

A finales de la semana pasada se daba a conocer que Donald Trump había dado positivo a Covid-19, después de que se diera un brote entre sus colaboradores, en el cual también han resultado contagiados Melania Trump, y sus asistentes más cercanos. Debido a sus características personales y posición, sus médicos tomaron la determinación de hospitalizarlo a modo de prevención. Lo que nadie esperaba es que, cuando se daban versiones encontradas de su estado de salud por parte de su equipo médico y el equipo de la Casa Blanca, el mandatario aparecería en una caravana improvisada para la gente que se había reunido a las afueras del hospital militar Walter Reed. El gesto que podría haber sido uno más del excéntrico político ha levantado una enorme polémica y es que ante la alta incidencia de contagios por coronavirus, el equipo del Servicio Secreto que tuvo acompañarlo en la procesión se vio expuesto innecesariamente.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

'Las próximas 48 horas serán críticas', alertan por la salud de Donald Trump

En caso de que sea necesario, ¿quién supliría a Trump durante su recuperación?

Ante la polémica que se ha suscitado, el consejero del mandatario, Corey Lewandowski ha tenido que declarar que los miembros del Servicio Secreto que lo acompañaron en la camioneta, se ofrecieron como voluntarios y señaló que los dividía un vidrio. “El agente líder del Servicio Secreto y el chofer se ofrecieron como voluntarios para la tarea. Tienen trabajos muy difíciles pero no se les requiere hacer eso, los dos se ofrecieron”, explicó a Today. Según explicó, un doctor le permitió hacerlo -aunque otro del mismo nosocomio declaró que era una inconsciencia- y que el político solamente quería agradecer con este gesto a quienes se habían reunido a verlo.

Aunque hay que recordar que esta aparición se dio después de que su mismo equipo de la Casa Blanca informó que su condición no era la óptima y que las siguientes 48 horas eran determinantes. Mucho se ha dicho que ésta fue una más de sus estrategias de campaña, a pesar de las consecuencias que podría tener en la salud de los agentes, algo que ha sido fuertemente criticado, incluso por algunos analistas y periodistas que lo han apoyado en otras ocasiones.

Las críticas no solo han venido de sus detractores, en una declaración anónima para la CNN, uno de los agentes declaró: “Eso nunca debió haber pasado”, explicando que se puso en riesgo a los dos agentes innecesariamente y se ha hablado que ambos tendrán que pasar 14 días en cuarentena por haber estado expuestos al virus. Un exagente incluso explicó que en su posición es imposible negarse a una petición de este tipo.

La polémica grabación de Melania Trump que se dio a conocer justo antes de su diagnóstico de Covid-19

Su salida del hospital

Desde que se anunció que se trataba de una medida precautoria, se dejó ver que el mandatario estadounidense estaría internado por un par de días, los cuales han llegado a su fin. Tal como se supuso, el Presidente de Estados Unidos decidió dejar el hospital por voluntad propia y pasar su convalecencia en la Casa Blanca, donde su esposa se está recuperando. Tal como su aparición del fin de semana, su llegada a la residencia presidencial, donde inmediatamente se quitó el cubrebocas ha sido especialmente criticada, sobre todo después de que envió un mensaje a la población invitando a no temerle al Covid, algo especialmente delicado en el país con más fallecimientos por este mal.

Tras el contagio de Donald Trump se ha confirmado que 13 de sus colaboradores han resultado positivos al Covid-19, además de Melania, el diagnóstico más reciente ha sido el de Kayleigh McEnany, encargada de la comunicación de la Casa Blanca. Aunque de primer momento había dado negativo, este lunes el diagnóstico ha cambiado y ha sido puesta en cuarentena.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.