Elefantes

Una bacteria en el agua

Se descubre la causa de la muerte de los 300 elefantes en Botsuana

Después de que los paquidermos aparecieran muertos misteriosamente hace unas semanas

by Carolina Soto

Fue a principios de julio que se dio a conocer una terrible noticia. Sin una explicación aparente, se encontraron los cuerpos de alrededor de 300 elefantes en el sur de Botsuana. Los expertos en la materia se dieron cuenta de que algo extraño pasaba desde mayo, cuando durante una expedición aérea reconocieron alrededor de 169 cuerpos en Ovakango Delta. Un mes después se encontraría al resto, dejando a los estudiosos de la materia impresionados, pues no se encontraba una razón a lo sucedido. Tras más de tres meses de estudio detallado y al haber encontrado que el total de muertes fue de 330 ejemplares, parece que se ha encontrado una explicación.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Las técnicas de hace 800 años que se usan en la reconstrucción de Notre Dame

Australia busca personal para trabajar de tiempo completo en una paradisiaca isla

Todo apunta, según la conferencia que el Departamento de Vida Salvaje y Parques Nacionales dio en Gaborone, que el agua que bebieron los paquidermos estaba contaminada con cianobacterias. Antes conocidas como algas verdeazules, estos organismos antiguos en algunas condiciones producen toxinas que pueden provocar enfermedades al ser consumidos. Aunque usualmente no son nocivas en el mundo animal, en ciertos ambientes pueden provocar grandes estragos como sucedió en este caso.  

Según explicaron las autoridades, los elefantes sufrieron daños neurológicos severos al poco tiempo de haber consumido el agua que contenía estos organismos. La razón por la que las muertes no continuaron en el resto de la población animal es que los pozos de agua contaminados se secaron con el paso de las semanas. De hecho, según ha explicado uno de los responsables de la institución de protección, un elefante que fue encontrado con algunos síntomas de intoxicación, fue tratado con medicamento y salvado de sufrir el mismo destino que el resto de los animales. La preocupación ahora es que la temporada de lluvias podría traer una nueva ola de intoxicaciones.

La orca que permaneció junto a su cría muerta por 17 días, ha vuelto a ser madre

Un nuevo misterio

Curiosamente, ninguna otra especie se vio afectada por esta situación, ni siquiera los animales carroñeros que se alimentaron de los cadáveres. Se especula que esto podría ser por la profundidad a la que se encontraban las cianobacterias, que habrían sido alcanzadas con las trompas de los elefantes, aunque la realidad sigue siendo un total misterio. Se debe recordar que Botsuana cuenta con la población de elefantes más grande en el mundo, con alrededor de 130,000 ejemplares, por lo que el gobierno pidió una investigación inmediata en cuanto se dieron las misteriosas muertes que escandalizaron ante el peligro que hay alrededor de esta especie.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.