Jerry Falwell

Él se encontraba involucrado

El escándalo del rector evangélico que quiso justificar con una extorsión el triángulo amoroso en el que se encuentra

Después de acusar a su esposa de infidelidad, grabaciones dejaron ver que no solo estaba enterado, sino que formaba parte del triángulo

por Carolina Soto

En una durísima batalla presidencial en Estados Unidos, los trapitos sucios de los aliados de los candidatos no se han hecho esperar. Como nunca, se ha vivido una guerra en la que todo es válido y en esta ocasión quien ha caído es el líder evangélico y rector de la Universidad Liberty, Jerry Falwell Jr. Todo comenzó cuando el hombre buscó cortar lazos con un joven socio antes de que se le asociara con la campaña de Trump, pero pronto se descubrió que además de su compañero de negocios, el muchacho había tenido una relación con la esposa de Jerry. Primero, el líder religioso negó la situación para después hacer una declaración en la que culpaba a su esposa de infidelidad -algo que fue muy criticado-. Lo que no imaginaba es que el chico contaba con grabaciones que dejaban ver que Falwell sabía perfectamente de la relación, en la que era una parte importante. Este embrollo ha resultado en la renuncia del rector, aunque en un principio negó que lo hubiera dejado su cargo.   

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

Los terribles incendios que azotan a California

Lori Loughlin sentenciada a dos meses en prisión, su esposo a cinco

A pesar de los intentos de Falwell de dar todo tipo de justificación, incluso apuntando a un escenario digno de la cinta Atracción Fatal, los hechos son bastante más complicados de lo que se pensaría. El rector de la Universidad Liberty, una institución cristiana, y su esposa Becki, conocieron a Giancarlo Granda en 2012, cuando tenía solamente 20 años, según Politico. El chico trabajaba en la piscina del Fointainebleau donde se hospedaban. En ese momento comenzaría un romance que duró siete años, en el que la relación con la pareja era tan cercana que los Falwell invirtieron en el hostal que Granda abrió en Miami.

Según reportan medios estadounidenses, cuando Falwell quiso involucrarse como donador en la campaña de Donald Trump en el 2015, buscó eliminar la sociedad con Giancarlo -algo que el joven supone tiene relación por las fechas cuando se dieron los hechos-. Hasta ahí todo bien, el problema se dio cuando Falwell no pagó el dinero que debía a Granda. Cuando el chico insistió por todos los medios por su dinero, el rector publicó el domingo pasado un comunicado en el que acusaba a su esposa de haber tenido una aventura y se desligaba totalmente de la situación.

El experto en coronavirus en Suecia en jaque por unos correos electrónicos

La polémica declaración

“Durante unas vacaciones hace ocho años, Becki y yo conocimos a un ambicioso joven que estaba trabajando en nuestro hotel y ahorrando dinero para pagarse la escuela. Lo impulsamos a buscar una educación y una carrera, y estábamos impresionados por su iniciativa al sugerir una oportunidad de bienes raíces local. Los miembros de mi familia, eventualmente hicimos una inversión en la propiedad, incluyéndolo en el trato porque podía jugar un papel activo al manejarlo, y nos volvimos cercanos con él y con su familia”, se leía.

Poco después, Becki tuvo una relación personal inapropiada con esta persona, algo en lo que no estuve involucrado -sin embargo, fue muy difícil enterarme de esto…Aunque intentamos distanciarnos de él con el tiempo, desafortunadamente se volvió más molesto y agresivo. Eventualmente empezó a amenazar con revelar públicamente esta relación secreta con Becki, y avergonzar a mi esposa, familia y la Universidad de Liberty a propósito, a menos de que aceptáramos pagarle sumas sustanciales”, declaraba antes de que el chico diera a conocer su propia versión.

Giancarlo rápidamente salió a desmentir algunos puntos pero lo que más llamó la atención fue una grabación en la que queda claro que Falwell sabía perfectamente de la relación. En ella se oye a Becki decirle a Giancarlo que no le cuente de sus citas con otras chicas, mientras que Falwell grita detrás: “La vas a poner celosa”, al momento que ellos continúan discutiendo su relación y cómo cambió de un romance a ser amigos. Yendo más allá, el joven declara que el rector estuvo presente en varios de sus encuentros amorosos, además de que escuchaba sus conversaciones. Eso sí, ha dicho a Politico que en algún momento se encontraba conflictuado y dijo cosas que preferiría no haber dicho al exigir su dinero.

El joven ha declarado que Becki le dejó clara su cercana relación con Trump y la protección que tenían de él. Aunque esto no ha sido comprobado, medios estadounidenses destacan la importancia que Falwell ha tenido en esta administración en la que incluso se le ofreció la secretaría de educación.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.