cubrebocas inteligente

¿Un cubrebocas que mata el coronavirus?

by Samanta Carrasco

La pandemia por el coronavirus continúa provocando estragos alrededor del mundo. Mientras que, en Wuhan festejan estar libres del virus; con alarmantes subidas en las cifras, los países más golpeados por la primera etapa de contagios en Europa, podrían estar viviendo su segunda ola. Situación que ha llevado a millones de personas a adaptarse a una ‘nueva normalidad’, en la cual existen restricciones físicas, distancia y hasta cambios en nuestros hábitos personales. Sin embargo, uno de los más importantes, es sin duda el uso del cubrebocas, un producto que se ha vuelto indispensable en este año.

MÁS NOTICIAS CÓMO ÉSTA: 

Habría una tercera cepa del coronavirus pero no todo son malas noticias

Por primera vez desde 1963 hay un funeral en la Casa Blanca, ¿de quién?

Aunque actualmente en el mercado existe un sinfín de mascarillas, hay una que esta causando gran ruido en las redes, esto luego de darse a conocer sus peculiares características. El sonado cubrebocas de la compañía Flat Tube Energy, cuenta con rayos UV-C de baja frecuencia que eliminan el virus mientras se respira, además, cuenta con una batería de 10 horas, la cual es recargable. La mascarilla presentada por la compañía Alicante, es capaz de eliminar el virus del COVID-19 mientras se respira, gracias a una cortina de láser ultravioleta de energía dirigida.

Bajo costo de producción y en impresora 3D

Además, Flat Tube Energy busca conseguir con este nuevo producto, una reducción en cuanto a la contaminación provocada a raíz de los residuos de los cubrebocas desechables, la cual incrementó a la par de la crisis sanitaria. La mascarilla recargable, contará con un costo de producción bajo y será realizada en impresión de 3D en España, basada en la técnica de un profesor de Biofísica de la Radiación y de Ciencias de la Salud Ambiental y director del Centro de Investigación Radiológica en el CUIMCY.

Pero, ¿cómo es que funciona?

La mascarilla ‘made in Spain’ cuenta con tecnología ultravioleta de baja frecuencia, emitida por diodos láser dirigidos, que permite en una cámara confinada laberíntica destruir el coronavirus, además de otros patógenos, y todo esto mientras la persona respira.

En su principal estudio se concluyó que la mascarilla no es de peligro para la salud puesto que, la luz UV-C lejana tiene un rango muy limitado y no puede penetrar a través de la capa externa de células muertas de la piel humana o la capa de las lágrimas de los ojos.

En cambio, con los virus y las bacterias, que son de menor tamaño, la luz ultravioleta lejana puede alcanzar su material genético e inactivarlo gracias a que, esta ataca a los enlaces moleculares que mantienen unido el AND.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.