STARLUX Airlines

Una aerolínea decidió vender viajes sin destino y los boletos se agotaron en minutos

La compañía de vuelos ha encontrado la forma de seguir ofreciendo sus servicios sin salir de su país

by Ricardo Vidal

La situación de emergencia que atraviesa el mundo por la pandemia del coronavirus, ha obligado a millones de personas a mantenerse en estricto confinamiento en sus casas y adaptarse a una nueva realidad en la que las actividades cotidianas ya no pueden realizarse como anteriormente se hacían. Algo tan simple como las vacaciones y los viajes, han desaparecido de las agendas de muchos, pues debido a esta situación, han sido varios los países que han endurecido sus medidas de control epidemiológico, llegando al punto del cierre de sus fronteras y a negar el acceso de viajeros extranjeros y del turismo en general. Ante esta realidad, muchas empresas que deben gran parte de sus ganancias a los viajes, han tenido que idear nuevas estrategias para continuar con sus operaciones y evitar la banca rota. Tal es el caso de la aerolínea taiwanesa StarLux, que ante el negro panorama que tenía frente a ella, se las ingenió para seguir vendiendo vuelos, aunque estos no llevaran a ninguna parte, agotando todos sus boletos en cuestión de minutos. ¿Cómo lo lograron?

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD:

A través de sus redes sociales, la compañía ofreció una oferta a sus clientes que a simple vista podría parecer un poco absurda, pero a la que nadie se pudo resistir. La propuesta de la aerolínea consistía en ofrecer la experiencia completa a sus viajeros, desde pisar el aeropuerto, pasar por migración, documentar equipaje, sala de espera y el abordaje. En fin, todo lo que sucede horas antes de subirse al avión, para después despegar en un vuelo real que no tiene otro destino más que el mismo aeropuerto del que partió. Todo esto por la cantidad de $160 dólares ($3,500 pesos mexicanos aproximadamente).

Tras meses de confinamiento y de no poder ir a ningún lado, fueron muchos los amantes de los viajes que no pudieron resistirse a esta invitación y en cuestión de minutos agotaron las 188 localidades que estaban disponibles para este peculiar viaje, el cual ha resultado en una estrategia bastante rentable para la compañía taiwanesa, que ya ha anunciado nuevas fechas para la realización de nuevos viajes como éste.

Así fue el primer vuelo a ‘ninguna parte’

El pasado viernes 7 de julio, los 188 pasajeros asistieron puntuales a la cita. El avión de StarLux ya los estaba esperando en el aeropuerto internacional de Taoyuan, el más pequeño de los que se encuentran en Taiwán. La tripulación recibió a los pasajeros con mucha emoción, siguiendo todas las medidas de prevención e higiene que se recomiendan a la hora de viajar en avión en situaciones de emergencia como las que enfrenta el mundo actualmente. El piloto voló a una altura menor a la que acostumbran por alrededor de tres horas, pasando por lugares icónicos y turísticos como el rascacielos Taipei 101, la isla Busan, Isla Verde, Lantau y las Islas Dongsha, pudiendo admirar todo esto desde las alturas.

Además, los viajeros fueron consentidos con una comida preparada por un chef que ha sido reconocido con una estrella Michelin. La tripulación permitió a los pasajeros tomar fotografías durante el viaje. Al finalizar la travesía, los viajeros recibieron un certificado que los acreditaba como parte de este histórico vuelo. Esta estrategia de ventas ha comenzado a ser replicada por otras aerolíneas, pues sin duda resultan ser una forma diferente e innovadora de pasar el tiempo de confinamiento.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.