ellen-degeneres

El 'show' de Ellen DeGeneres será investigado después de que los trabajadores denuncien un ambiente laboral tóxico

El portal 'Variety' asegura que se va a abrir una investigación interna

by hola.com

El show de Ellen DeGeneres es uno de los programas con más éxito en la televisión estadounidense. En emisión desde septiembre de 2003 acumula premios Emmy y puede presumir de contar con una larga lista de celebrities que han pasado por su plato. Sin embargo, en las últimas semanas comenzaron a circular relatos poco halagadores de las condiciones de trabajo en el programa. Ahora Variety, el portal estadounidense dedicado al mundo del entretenimiento, asegura que esos testimonios van a ser producto de una investigación interna.

El citado medio asegura que la productora WarnerMedia analizará las experiencias el personal vividas en el set a raíz de las acusaciones de “ambiente de trabajo tóxico” que han tenido lugar durante los últimos meses. Las primeras informaciones llegaron el mes de abril y también fueron publicadas por Variety, entonces se denunciaba el trato del personal durante el periodo de confinamiento impuesto por la crisis sanitaria. Al parecer durante el confinamiento el equipo de 30 personas que trabaja habitualmente en el show no recibió comunicación alguna por parte de sus productores sobre su puesto de trabajo. De forma anónima comenzaron a llegar las denuncias, sobre todo cuando se contrató a una empresa externa para ayudar a DeGeneres a grabar el programa desde su casa en California.

Ellen DeGeneres ya conoce a Archie y revela ¡a quién se parece!

A mediados de julio fue el portal BuzzFeed el que publicó algunos relatos de empleados y exempleados del programa que denunciaban directamente “racismo, miedo e intimidación”, un ambiente que nada tiene que ver con el lema de “sé amable” sobre el que Ellen Degeneres ha construido una marca multimillonaria. “El ‘sé amable’ solo sucede cuando las cámaras están encendidas”, afirmó entonces un ex empleado al citado portal.

BuzzFeed publicó entonces que habían entrevistado a diez personas que trabajaban o habían trabajado para el programa. “Dijeron que fueron despedidos después de un permiso médico o de coger días para asistir al funeral de un familiar. Una empleada afirmó que dejó el trabajo al estar harta de los comentarios sobre su raza y otros aseguraron haber sido instruidos por sus superiores directos para no hablar con DeGeneres si se la encontraban en el set”.

El citado medio asegura que los trabajadores culpan directamente “a los productores ejecutivos y los gerente senior de la toxicidad del día a día”.  En ese sentido, Ellen DeGeneres no se enfrenta de momento a ninguna acusación, aunque algunos empleados sí que señalan que debería asumir más responsabilidad. “Si quiere tener su propio programa y su nombre en el título necesita involucrarse más para ver qué está pasando”, dijo un ex empleado. “Creo que los productores ejecutivos la rodean y le dicen: 'Las cosas van bien, todos están contentos', y ella simplemente cree eso, pero es su responsabilidad ir más allá”.

Entonces los productores ejecutivos Ed Glavin, Mary Connelly y Andy Lassner afirmaron al portal estadounidense que se tomarían muy en serio esas denuncias y lamentaron que alguna persona de su “familia de producción” hubiera tenido una experiencia negativa. Los productores quisieron dejar claro que la responsabilidad del día a día de El Show de Ellen recae exclusivamente en ellos y se comprometieron a mejorar.

Tras el cúmulo de informaciones, tal y como ha publicado en las últimas horas Variety, los ejecutivos de la productora Telepictures y el distribuidor Warner Bros han comunicado a sus empleados que una firma externa entrevistará a los empleados actuales y anteriores para conocer a fondo lo que ocurre en el set.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.