Jennifer Gates

La estudiante de medicina de 24 años

Jennifer, la hija de Bill Gates, habla por primera vez de la situación de ‘enorme privilegio’ en la que nació

La primogénita de uno de los hombres más ricos del mundo es una exitosa amazona

by Carolina Soto

Ser la hija de uno de los hombres más ricos del mundo, puede tener sus bemoles, pero Jennifer, la hija mayor de Melina y Bill Gates, está consciente de que ha nacido en una situación de ‘enorme privilegio’, como ella misma describe. A sus 24 años, la conocida amazona -quien se comprometió hace algunos meses- ha abierto su corazón y como nunca antes ha hablado sobre su vida como parte de una de las familias con mayor riqueza del mundo. A pesar de esta condición, desde siempre se ha sabido que sus padres han instruido en ella y sus hermanos un firme sentido de responsabilidad, tanto que Bill ha hecho público que sus hijos no heredarán su enorme fortuna, algo que parece ser muy claro para la joven que habla con gran madurez de su situación.

Jennifer y Bill GatesVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Melinda Gates confiesa que estar casada con uno de los hombres más ricos del mundo no siempre fue tan fácil

Aunque su familia es especialmente privada, Jennifer –hija de Bill Gates- da un vistazo a su vida

Nací en una situación de enorme privilegio y pienso que es sobre usar esas oportunidades y aprender de ellas para encontrar cosas que me apasionen y espero hacer el mundo un lugar un poco mejor”, dijo a Sidelines, la joven que se encuentra en el segundo año de la carrera de medicina. Jennifer nunca ha conocido otra vida de la que ha tenido, desde un año antes de su nacimiento, su padre se convirtió en el hombre más rico del mundo, pero gracias a la tenacidad de sus padres, esto no la ha alejado de la dura realidad que vive la mayoría de la población.

Como una niña pequeña, ellos siempre me hablaron como si fuera un adulto y no evitaban las conversaciones difíciles. Crecí escuchando sobre la mortalidad infantil en la mesa durante la cena, sobre el polio, sobre la epidemia del VIH/SIDA”, explica la joven dejando claro que su decisión de carrera no es una coincidencia. Las conversaciones eran tan fluidas en casa que un día su madre la encontró jugando a la doctora con sus muñecas, diciéndole a una de ellas que tenía VIH, “Mi mamá pensó en ese momento que tal vez estaban hablando demasiado sobre salud global en la cena”, contó la chica entre risas.

Jennifer GatesVER GALERÍA

El hombre más rico del mundo, Bill Gates, usa un reloj de sólo 10 dólares

Tiempo para ella y para el amor

Después de graduarse de la Universidad de Stanford en el 2018, Jennifer se tomó un año sabático antes de comenzar la carrera de medicina, con la intención de convertirse en pediatra. “La primera semana en la escuela de medicina estaba tan abrumada por la cantidad de contenido que empecé a olvidarme de mi cuidado propio, que se ha convertido literalmente muy importante para mí. Desde entonces, he aprendido a rebalancear y asegurarme de tener tiempo para dormir, relaciones, ejercicio, momentos de descanso, todos los fundamentales que me ayudan a estar lista para mi trabajo escolar y para mis pacientes en el futuro”, dice la jovencita.

Entre estos tiempos libres ha destacado un reciente video que se volvió viral en el que la joven animó a su papá a grabar uno de los famosos bailes de Tik Tok. Además de su pasión por las competencias ecuestres, en las que es verdaderamente exitosa, Jennifer hace tiempo en su vida para el amor. En su primer semestre de la carrera se comprometió con su novio, el jinete egipcio Nayel Nassar. “Soy tan afortunada de tenerlo como mi pareja. Me apoya increíblemente, es humilde y leal, y alguien con quien espero construir una vida, creciendo y apoyándonos los unos a los otros a través de tanto nuestras pasiones compartidas como las individuales”.

Jennifer Gates y Nayel NassarVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.