caiman

Quién es el millonario que está comprando las Islas Caimán una a una

by Ricardo Vidal

La identidad de Kenneth Dart es todo un misterio. Desde hace 25 años se ha establecido en las Islas Caimán y poco a poco se ha ido convirtiendo en el mayor terrateniente de este lugar. A pesar de eso, los habitantes de este destino nunca lo han visto e incluso lo comparan con Batman o algún villano de las películas de James Bond, manteniéndose alejado de la prensa desde 1993 y, se dice, viviendo como todo un ermitaño en su propiedad en Seven Mile Beach, protegido por un numeroso séquito de seguridad, el cual ha complementado con tecnología de primer nivel. Su fortuna está estimada entre 50 mil y 60 mil millones de dólares, y con ella ha ido definiendo el futuro de Las Islas Caimán.

MAS NOTICIAS DE ACTUALIDAD:

Su habilidad para los negocios lo han posicionado como uno de los hombres que más propiedades tiene en las islas, incluso que el mismo gobierno, pero se desconoce cuál es la magnitud real de sus posesiones. Estuvo al frente de la compañía familiar Dart Container, la cual se dedica a la fabricación de vasos y envases desechables de poliestireno, que se jacta de producir incluso más que toda su competencia junta.

Sin embargo, su fortuna no solo se la debe a la empresa que heredó y a la que renunció en 2014, pues el empresario poco a poco se ha ido diversificando y entre su cartera de propiedades de lujo se encuentran el Ritz-Carlton, el Kaibo Yacht Club o el complejo de Kimpton. De hecho, sus inversiones en las Islas continuaron durante la crisis de 2008, cuando la economía del lugar se vio afectada, comprando lujosos complejos, terrenos, casas y edificios, planificando infraestructura para el lugar que se convirtió en su hogar, pues en 1993 renunció a su ciudadanía estadounidense, en una estrategia fiscal que incluso inspiró una legislación que permitiera castigar a todo aquel que quisiera eludir impuestos renunciando a su ciudadanía.

Actualmente, Kenneth tiene entre sus planes conectar el Seven Mile Beach con una bahía protegida conocida como North Sound, plan que presentó hace dos años, con la finalidad de levantar todo un pueblo que cuente con residencias, oficinas y hotel de cinco estrellas junto a la playa que está junto a su casa. Además, su última propuesta inmobiliaria incluye un rascacielos que compita con el Burj Khalifa de Dubái, y que implica una inversión de casi mil 500 millones de dólares.

Hasta el día de hoy, se estima que su imperio se ha extendido por una cuarta parte de las propiedades privadas del lugar, incluso que el mismo gobierno. Sin embargo, el tamaño real de sus posesiones en la isla son todo un misterio hasta el momento, tal y como ha sido su vida en los últimos 25 años-

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.