Lori Loughlin y Massimo Giannulli

Tras meses de conflicto

Lori Loughlin podría pasar dos meses en la cárcel y su esposo cinco por el fraude universitario

Tras aceptar una negociación, se ha dado a conocer su futuro

by Carolina Soto

Después de un largo período aferrados a su inocencia, después de que Lori Loughlin y su esposo Massimo Giannulli decidieron negociar su situación y al declararse culpables pasarían, ella dos meses en prisión, mientras que él estará cinco. Esto fue resultado de la negociación para evitar pasar hasta 40 años en la cárcel por haber pagado sobornos para conseguir que sus hijas fueran aceptadas en las universidades de su predilección. Hay que recordar que después de una llamativa investigación del FBI, el nombre de la actriz y el empresario encabezaron una amplia lista en la que se vio involucrada también Felicity Huffman. Al declararse culpable desde el primer momento y mostrarse muy arrepentida, la actriz de Desperate Housewives solo recibió una pena de 14 días en prisión, además de servicio comunitario; pero se anticipaba que la situación de Loughlin sería más compleja.

Lori LoughlinVER GALERÍA

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

Lori Loughlin recibe nuevos cargos y el panorama no es nada alentador

Un millón de dólares para la liberación de Lori Loughlin en el escándalo de las universidades

 A pesar de que desde el primer momento Loughlin y su marido se declararon inocentes ante las acusaciones, este miércoles cambiaron su situación a culpables, para poder llegar a una negociación en la que se ha recomendado el tiempo que tienen que pasar en prisión, además de multas de 150,000 dólares para cada uno (casi 3.5 millones de pesos mexicanos). Estas recomendaciones todavía tienen que ser aceptadas por un juez para entrar en acción.

Lori LoughlinVER GALERÍA

Los esposos habían sido arrestados en marzo del año pasado por haber pagado a Rick Singer 500,000 dólares para hacer pasar a sus hijas como atletas de remo y así conseguir un lugar en la USC, universidad a la que querían asistir. A pesar de que casi todos los 50 padres que fueron detenidos ya sea por un fraude similar o por haber pagado para que se alteraran los exámenes de admisión de sus hijos, se declararon culpables, Loughlin y Giannulli afirmaban que eran inocentes. Insistían en que habían dado el dinero a lo que pensaban que era una caridad, pero ante la situación actual han decidido admitir su culpabilidad a cambio de una reducción de lo que pudieron ser 40 años en prisión.

A pesar de que tenían varios cargos en su contra, en esta negociación tendrán solamente un cargo de conspiración, el que tiene una sentencia máxima de 20 años. Para que se haga oficial que pasen únicamente esos períodos de meses detenidos, se necesita que un juez apruebe las sentencias, pero con las cortes cerradas por la contingencia no se sabe cuándo podría hacerse oficial.

Lori LoughlinVER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.