Angela Merkel

Angela Merkel: ‘No podemos regresar a la vida como era antes del coronavirus’

La canciller alemana advierte lo que está por venir

by Carolina Soto

Los primeros países en comenzar a tomar medidas contra el coronavirus, son los que están planeando cómo ‘abrirán’ nuevamente sus ciudades, pero algunas autoridades, como Angela Merkel han dejado claro que no se puede pensar que todo regresará a la ‘normalidad’. Mientras España y Alemania empiezan a, de apoco, relajar sus restricciones, sus autoridades dejan claro que el proceso será gradual y ordenado para asegurar la seguridad de sus habitantes. Y aunque el mundo entero desea volver a lo que era considerado normal antes de esta pandemia, la canciller alemana ha sido clara en que las cosas no serán como antes.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

‘Nos tenemos que preparar para una nueva forma de vivir’, la OMS

La OMS advierte que no hay evidencia de que se desarrolle inmunidad al coronavirus

No podemos regresar a la vida como era antes del coronavirus”, ha dicho Merkel, quien ha sido reconocida por sus atinadas medidas ante esta crisis sanitaria. La canciller habló durante una reunión de Estado en la que daba a conocer las industrias no esenciales que podrán ir abriendo sus puertas en el país germano. “Esto va para largo. No debemos perder energía antes de que alcancemos el final. Sería una pena terrible si nuestra esperanza nos castiga”, dijo la aclamada política que ha sido ampliamente alabada ante esta situación.

La canciller también se tomó la oportunidad para advertir que había algunos estados de su país que se estaban precipitando en la apertura, impulsando a no ser optimistas de más en una cuestión tan delicada. “Seguimos caminando sobre hielo delgado, se podría decir que el más delgado…No estamos llegando a la fase final de la pandemia, sino el inicio. Vamos a vivir con el virus por mucho tiempo”, explicó. Hay que recordar que desde los inicios de la crisis, Alemania fue ejemplo, al hacer una altísima cantidad de pruebas para poder controlar el virus.

Por su parte, en España, será el 10 de mayo cuando comiencen a relajar sus medidas, pero ahí también Pedro Sánchez, presidente del gobierno, ha advertido de la necesidad de cautela. Sánchez habló ante los ministros con lo que dijo ser un ‘optimismo razonable’. Explicó que a pesar de los buenos resultados que las medidas han ido mostrando de a poco en días recientes, por la gravedad de la situación se tiene que actuar con cuidado y gradualmente.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.