historia de amor

52 años juntos y solo el coronavirus los pudo separar, así ha sido su emocionante reencuentro

by Samanta Carrasco

'Juntos en las buenas y en las malas, en la salud y en la enfermedad’, una promesa a la que no han fallado, Giorgio y Rose, un matrimonio italiano de más de 52 años de casados, que tras pasar toda una vida juntos, tuvieron que separarse -por primera vez- luego de que Giorgio fue hospitalizado por dar positivo a coronavirus. La pareja reside en Cremona, Italia, una de las zonas más afectadas por el virus, de modo que era casi inevitable que uno u otro resultara afectado de alguna forma; pues recordemos que, hasta el momento, el país europeo es el segundo con más víctimas mortales y el tercero con más casos de contagio en el mundo, al registrar más de 165,155 personas infectadas y más de 21,645 fallecidos.

MÁS NOTICIAS CÓMO ÉSTA:

China inicia ensayos para dos posibles vacunas contra el coronavirus

Las recomendaciones de Bill Gates para evitar la propagación del contagio ante esta pandemia

Giorgio fue ingresado en el hospital de la ciudad el pasado 17 de marzo, tras presentar neumonía luego de contraer COVID-19. Desde entonces, él solo deseaba volver a estar con su amada ‘Rose’, y su reencuentro no podría ser más entrañable. Según contó Manuela Denti, una médico que cuida del hombre: “Él lleva casi un mes hospitalizado, nunca se queja de nada al contrario siempre nos da las gracias por todo, y en un momento nos confesó de la gran tristeza que sentía porque quería irse a casa con su Rose”, comentaba la doctora a través de sus redes sociales.

En un momento inesperado, Rose tuvo que ser ingresada en el mismo hospital que su amado esposo, ella fue descartada de coronavirus SARS-CoV-2; sin embargo, por otras cuestiones médicas tuvo que ser sometida a una intervención quirúrgica, presentando un estado no de gravedad y con una recuperación rápida, lo que le permitirá salir pronto del hospital, sin imaginar que ese poco tiempo sería el mismo que tardaría para ver a Giorgio.

Carla Garello, la doctora encargada de supervisar y llevar el caso de Rose, se organizó junto a la médico encargada del caso de Giorgio para organizarles un especial reencuentro. “Fue uno de esos encuentros que no se olvidan, ninguno de nosotros logró contener las lágrimas”, conmovida comentaba Carla en una publicación de Twitter, en la que continuó diciendo: “Protagonizaron un abrazo largo y con palabras dulces, fueron 10 minutos de ternura y deseos mutuos de tener buena salud”, finalizó con los sentimientos a flor de piel.

Por ahora, Rose ha sido dada de alta y espera ansiosa en casa a su adorado esposo, Giorgio, quien sigue recuperándose en el hospital. “Lo único que lamento es que no hayamos podido lograr despedirlos juntos”, explicaba la doctora, esperando que Giorgio pueda regresar pronto a casa, pues según han revelado él también muere por ver y abrazar a ‘Willy’, su querido perrito que lleva más de 17 años con el matrimonio y a quien también extraña mucho.     

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.