T-niños13

A dos años de haber sido liberados de la casa del terror, los hermanos Turpin han rehecho su vida

Los 13 hermanos han logrado dejar atrás la pesadilla que vivieron

por Carolina Soto

Han pasado ya dos años de aquel heroico rescate, en el que una de las jóvenes Turpin escapó de la casa del terror para denunciar a la policía que ella y sus 12 hermanos vivían la peor de las pesadillas a manos de sus padres. Lo que las autoridades descubrieron impresionó al mundo entero. Los chicos vivían encadenados, apenas comían y les era prohibido llevar una vida normal. Su aspecto era de unos niños cuando algunos estaban por cumplir 30 años. Los responsables de esta tragedia, sus padres, se encuentran en la cárcel, pero, ¿qué ha sido de los muchachos?

MÁS NOTICIAS DE ESTE CASO

25 años de prisión a los padres de los 13 hermanos rescatados en terribles condiciones

Total aislamiento, sin amigos ni contacto con su familia, se sabe más de los 13 hermanos rescatados

Todos son felices. Han seguido adelante con sus vidas”, dijo el fiscal de distrito de Riverside, Kevin Beecham, a People. Las edades de los chicos iban de los 2 a los 29 años, por lo que lo que ha pasado con sus vidas es diferente para algunos de ellos. Entre los mayores hay quien se ha graduado de la universidad, mientras que los más pequeños fueron adoptados. “Algunos viven independientemente, viven en su propio departamento y tienen trabajos y van a la escuela. Algunos son voluntarios en la comunidad. Van a la iglesia”, enumeró el fiscal.

Los daños que resultaron de años de abusos han tenido un impacto diferente en cada uno de ellos. “Los más jóvenes no tuvieron tantos años de abuso y descuido, así que se han recuperado un poco mejor”, explicó, mientras que los mayores tienen su propio proceso, “Están recibiendo muy buena ayuda. Con terapia, asesoramiento y mucha asistencia psicológica, están en un lugar exponencialmente mejor del que estaban antes”.

A pesar de que algunos de ellos han cambiado su nombre para resguardar su identidad, el fiscal asegura que de vez en vez se siguen reuniendo los 13. Desgraciadamente, según explica, hay cuestiones de su pasado que no han podido separar, aunque intentan llevar una vida lo más normal posible.