coronavirus

Por fin, en medio de la tempestad, Italia prueba que la cuarentena baja el contagio

by Samanta Carrasco

Italia se ha convertido en el país con mayor número de víctimas mortales por el coronavirus, no solo de Europa sino del mundo, superando a China -el país donde se originó el brote de la infección-. Sin embargo, tras varios días de crisis y luego de confirmar un poco más de 63 mil casos de contagios y 6,077 muertes hasta el momento, una importante desaceleración en el número de muertes y en la tasa de infección durante el fin de semana, podría ofrecer un rayo de esperanza de que la cuarentena está funcionando.

MÁS NOTICIAS CÓMO ÉSTA:

Por coronavirus, joven anuncia su compromiso a su abuelo a través de un cristal

Mientras se analiza posponer los Juegos Olímpicos, Canadá y Australia ya avisaron que no mandarán a sus atletas

La significativa desaceleración en las cifras es la primera evidencia de que un bloqueo draconiano en todo el país podría estar funcionando y cambiando el rumbo de la pandemia de otros países. Las autoridades de Roma informaron que 651 personas murieron durante el día domingo, y aunque esto parezca un número elevado a diferencia de las cifras con otros países, este número es menor al registro de muertes del día sábado en el que se reportaron 793.

Hasta el momento, Italia había estado siguiendo una curva de crecimiento exponencial vista en la mayoría de los países occidentales, incluidos el Reino Unido y Estados Unidos, con contagios y muertes que se duplican aproximadamente cada tres días, sin embargo, las medidas de bloqueo han ayudado a ‘aplanar la curva’. Los analistas han explicado que la brecha entre la ‘cuarentena o aislamiento’ como bloqueo nacional y la desaceleración en las cifras, tarda alrededor de dos semanas. 

Con dos días de baja en la cantidad de contagios, parece que Italia está comenzando a ver la luz y empezar, como China, la baja de la tasa de mortandad tras haber puesto a toda la población en cuarentena

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.