desconocidas

Las desconocidas que se volvieron mejores amigas tras un trasplante de riñón

by Samanta Carrasco

Dicen que las amistades más sinceras se cuentan con los dedos de la mano, pero a veces la vida te puede sorprender con una nueva mejor amiga en alguien que no conocías, tal y como sucedió en la historia de Breanna Sipple y Erin Francis, dos chicas que se han vuelto inseparables después de que una le salvara la vida a la otra gracias a un trasplante de riñón, siendo en ese momento dos completas extrañas. Sipple le donó su riñón a Francis, después de ver una publicación de Facebook, donde el esposo de Erin desesperadamente buscaba a un donador; sin conocerse las dos mujeres, se realizó el trasplante de forma exitosa. Hoy Francis ha logrado tener una vida plena gracias a su nuevo riñón y no solo eso, sino que además encontró una nueva mejor amiga.  

MÁS NOTAS DE ACTUALIDAD:

9M: México vive un día sin mujeres

Miles de mujeres pintan de morado a México en el Día Internacional de la Mujer

Inspiradas en su historia, Breanna y Erin decidieron crear una comunidad en Instagram llamada ‘Team BeMore’, la cual tiene como objetivo difundir su historia y ser un conecte para donantes de órganos, es decir, buscan receptores y personas que necesitan un trasplante. En los primeros posteos de esta cuenta, se pueden encontrar conmovedoras imágenes que Sipple documentó del momento en el que ella se convirtió en donante de su nueva mejor amiga Francis, además se encuentran contundentes revelaciones que ambas amigas han narrado de su experiencia y de cómo esto cambió el sentido de sus vidas.

Francis fue diagnosticada con una enfermedad renal crónica desde los 4 años, pero fue hasta el 2016 que el padecimiento se complicó de manera inesperada pasando a etapa 5, lo que la hizo necesitar un trasplante de riñón desesperadamente. Sipple vio la publicación en Facebook, sin conocer a Francis, acudió al hospital y se realizó una prueba de compatibilidad y aunque esta salió positiva, un problema de presión arterial alta, la descartó como donante. No obstante, Sipple continuó insistiendo por varios meses más sin que Francis y su familia lo supieran, hasta que fue notificada que era candidata a ser donante.

En una entrevista con WPI, Francis abrió su corazón y dijo: “Todos los días y todo el tiempo sigo pensando lo mismo, que no puedo creer que alguien realmente quisiera hacer esto por mí”, emocionada contaba. Sipple por su parte comentó: “Está bien sentir miedo, pero solo puedo decir, será el viaje más increíble de toda tu vida. Entonces, da ese salto”, comentó refiriéndose a la experiencia que le trajo ser donante de un desconocido.

Según un estudio revelado por la American Transplant Foundation, actualmente en el mundo mueren alrededor de 20 personas por día, que están a la espera de un trasplante de órgano. Un donante puede salvar la vida de hasta ocho personas; actualmente existe una lista de al menos 114 mil personas en espera para recibir algún órgano que les salve la vida. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.