bobiger

El CEO de Disney revela por qué ha renunciado a su puesto

‘Ya no quiero dirigir la compañía’, dijo Bob Iger

by Carolina Soto

El hasta ahora CEO de Disney, Bob Iger, sorprendió ayer al anunciar que renunciaba a su puesto, un año antes de que terminara su contrato. A pesar de que dejará la posición, se ha anunciado que seguirá colaborando con la empresa como jefe ejecutivo, enfocándose en las películas y series de la compañía. En su lugar quedará el hasta ahora director de los parques, Robert Chapek. Tras quince años de éxitos constantes y de ser considerado el responsable del crecimiento de la ya de por sí gran empresa, esta noticia ha venido a sacudirlo todo.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

El fallecimiento del creador de los personajes de Lego

La millonaria donación de Jeff Bezos para detener el cambio climático

Ya no quiero dirigir la compañía”, dijo un honesto Bob en entrevista telefónica con David Faber para CNBC, además de explicar que la inquietud comenzó en el Thanksgiving de hace un par de meses, cuando comunicó su decisión a la empresa. Aunque la noticia se empezó a trabajar internamente desde noviembre pasado, se hizo pública apenas hace 24 horas, teniendo efectividad inmediata. Es bien sabido que a lo largo de estos quince años intentó dejar su puesto en algunas ocasiones, pero en dos se le logró convencer de extender su contrato, hasta ahora.

Si se podría pensar que esta decisión tuvo un impacto únicamente entre los amantes de Disney, la realidad es que tuvo su propia repercusión en los mercados. Hay que recordar que Iger logró formar el que se considera, estudio cinematográfico más poderoso del mundo al reunir Pixar, Marvel, Lucasfilm y 21st Century Fox, al ya de por sí exitoso Disney.

Con este cambio, Robert Chapek se convierte en el séptimo CEO de la compañía, que tuvo al primero en el mismo Walt Disney. Además de su trabajo como cabeza de los parques del exitoso grupo, ha tenido posiciones directivas en la empresa desde el 2011.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.