pizza

Una cadena de restaurantes creó el perfecto anillo de compromiso para los amantes de la pizza y lo está regalando

by Ricardo Vidal

Para muchas parejas, el 14 de febrero resulta ser la fecha perfecta para comprometerse y dar un paso más hacia la formalidad de una relación. Es por eso que la cadena de restaurantes Domino’s Pizza Australia ha decidido premiar el ingenio de una pareja de ese país, creando un peculiar y costoso anillo de compromiso de 18 quilates para los amantes de la pizza, el cual regalará a algún par de afortunados enamorados en pleno Día de San Valentín.

La mecánica del concurso es muy sencilla y ha sido anunciada a través de las redes sociales de la pizzería. Los participantes deberán enviar un video en el que expliquen la forma en la que propondrían matrimonio a su enamorado, obviamente incorporando las pizzas del restaurante. La pareja que envíe el clip más original y romántico será la afortunada ganadora del codiciado premio.

De acuerdo con la página de internet del concurso, en donde los interesados pueden subir sus datos y su video, el anillo creado por el restaurante de comida rápida para este concurso en especial, tiene la forma de una rebanada de pizza y está adornado con diamantes. El precio de la joya asciende a los $9000 dólares (aproximadamente $112900 pesos mexicanos). Seguramente lucirá muy bien en la mano de algún amante de las pizzas.

“¿Cuántas grandes historias de amor han comenzado con una porción (de pizza)? ¿Cuántas citas incómodas han sido salvadas con la entrega de una pizza? La pizza está hecha para ser compartida con aquellos que amamos, por lo que este año queremos honrar eso con algo realmente especial y ayudar a crear la mejor, si no la más curiosa, propuesta (de matrimonio)”, dijo Allan Collinsel, director de marketing de Domino’s Pizza a la a Lad Bible.

La convocatoria ya está abierta y los concursantes podrán subir sus historias hasta la media noche del próximo 12 de febrero. Así que ya sabes, si vives en Australia, eres amante de la pizza y quieres sorprender a tu pareja con una superoriginal -y lujosa- pedida de mano, ya sabes lo que tienes que hacer.