viejitos

La historia de amor de una pareja de abuelitos que murieron el mismo día con las manos entrelazadas

by Ricardo Vidal

Sin duda alguna, Jack y Harriet Morrison escribieron una historia de amor que bien podría adaptarse a un guión cinematográfico. La pareja, oriunda de St. Louis, Missouri, que estuvo junta por más de 65 años, se mantuvo unida desde el momento en el que se conocieron, hasta el día en que la muerte hizo que su amor trascendiera a un plano más espiritual. Y es que tras haberse mudado a un hogar de retiro para personas de edad avanzada, los abuelitos de 86 y 83 años respectivamente, fallecieron el mismo día, con apenas unas horas de diferencia y con la manos entrelazadas.

De acuerdo con el diario local St. Louis Post-Dispatch, las camas de los abuelitos fueron puestas una al lado de la otra, con la finalidad de que la pareja permaneciera unida durante sus últimas horas de vida, luego de que Harriet mostrará un evidente deterioro en su salud, debido a una fractura en su cadera y pelvis -que sufrió un año antes-, y tras varios meses de padecer demencia senil. Un día antes de su partida, el 10 de enero de este año, una enfermera de la casa de retiro contactó a Sue Wagener, una sobrina que el matrimonio crio como hija, para darle a conocer sobre el estado de salud de su tía, haciéndole saber que mudarían a su tío al cuarto de su esposa.

La salud de Jack también se había visto afectada luego de sufrir una caída en la que se fracturó el cuello. Fue entonces que decidió mudarse con su esposa a la casa de retiro, en septiembre de 2019, por consejo de Wagener. Instalado en su nuevo hogar, Jack  a menudo visitaba a su esposa en su habitación, aunque en ocasiones ella no llegó a reconocerlo. La sobrina del matrimonio contó al diario que solían dormir la siesta juntos, uno en la silla de rueda y la otra en la cama. Eso sí, siempre con las manos entrelazadas, tal y como lo hicieron hasta el día de su muerte.

Se conocieron en uno de los viajes que Jack hizo junto a su padre, quien era músico de una banda. Su primera cita la tuvieron en Halloween de 1955 y desde entonces permanecieron juntos. "Fueron a un pequeño restaurante y nunca se separaron desde ese día", dijo Wagener. La pareja llegó al altar seis meses después. "No viste a Jack a menos que vieras a Harriet", dijo Wayne Price, un amigo cercano de la pareja.

Aunque Sue lamentó la muerte de sus tíos, dijo sentirse contenta por saber que los dos se fueron juntos y que su amor será eterno a partir de ahora. "Estoy triste. Pero sé que están en paz y vuelven a estar juntos", dijo al diario local. "Realmente fue una historia de amor digna de una novela”, agregó.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.