inmobiliaria

Un bono de 10 millones de dólares, el generoso regalo de un jefe a sus empleados

por Samanta Carrasco

La época más esperada del año, ha comenzado, y con ello, han llegado las esperadas fiestas de Navidad, ya sea entre amigos, familia y trabajo. Una temporada que, sin duda, cada vez más, se ha convertido en un tiempo para dar y recibir obsequios de agradecimiento. Pero si alguien sabe cómo sorprender y agradecer, sin duda es St. John Properties, una empresa de bienes raíces que, durante su fiesta de fin de año, sorprendió a sus 198 empleados al regalarles en bonos sorpresa 10 millones de dólares (es decir casi 190 millones de pesos mexicanos).

MÁS NOTICIAS CÓMO ÉSTA:

Johnny, el abuelo que quiere que escuches su canción esta navidad

Un pequeño rompe en llanto luego de invitar a cenar a un viejito que vendía paletas

La inmobiliaria ubicada en Maryland, Estados Unidos, alcanzó su objetivo principal, que consistía en invertir en 20 millones de pies cuadrados en bienes raíces, duplicando así, la cantidad en 14 años. Lawrence Maykrantz, presidente, dueño y fundador de la empresa, fue quien comunicó las buenas nuevas, y decidió repartir parte de las ganancias históricas de su negocio entre sus empleados.

Maykrantz compartió un emotivo mensaje durante la cena de Navidad: “Yo manejo el barco, pero hay unos que son el motor, hay unos que hacen que el barco avance. Sin ellos no somos nada, no somos absolutamente nada. Quería hacer algo para agradecer a todos los empleados por ayudarnos a cumplir la meta, y quería hacer algo grande”, expresó con los sentimientos a flor de piel el empresario. Lo que nunca imaginaron los 198 trabajadores, era los increíbles bonos que estaban a punto de recibir.

Los casi 200 subordinados recibieron un sobre rojo personalizado, el cual contenía su monto asignado, la regla era, que todos tenían que abrirlo al mismo tiempo y justo después del discurso del presidente. La cantidad más pequeña que contenía uno de los sobres era de 100 dólares (un poco menos de dos mil pesos mexicanos), y fue asignado a un funcionario de nuevo ingreso, mientras que el bono con mayor gratificación contenía 270 mil dólares (es decir, más de 5 millones de pesos mexicanos).

Los bonos sorpresa fueron asignados a los empleados de acuerdo con su antigüedad y desempeño en la empresa, aunque se sabe que la mayoría contenían un promedio de 50 mil dólares, (es decir, aproximadamente 1 millón de pesos mexicanos). La empresa ofreció esta cena a sus empleados y sus familias fuera del estado, cubriendo los gastos de vuelos, transportes, hoteles y comidas.

Las reacciones de  los trabajadores al ver su gratificación monetaria, están conmoviendo las redes. Una empleada con 14 años de antigüedad reveló en el evento que invertiría el bono para la universidad de sus hijos, además de que realizará unos cambios que siempre soñó en su casa. Algunos más, insisten en que siguen en shock, asombrados y conmocionados por el regalo. “Esto nos cambia la vida, y amaremos a la empresa siempre”, dijo durante el emotivo momento, la asistente del gerente de proyectos, según compartieron medios locales.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.