atlantefc

El DT y un jugador del Atlante salvan a un hombre de morir ahogado

por Carolina Soto

La oportunidad de hacer el bien puede darse en cualquier momento, como le sucedió al equipo de futbol Atlante. Mientras se encontraban en un entrenamiento en las playas de Cancún vieron a un hombre que era arrastrado por la marea. Sin pensarlo dos veces, el Director Técnico Alex Diego y el futbolista uruguayo Kevin Ramírez se aventaron al mar para intentar salvarlo.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

El trágico asesinato de una chica de 18 años que ha conmocionado a Nueva York

Finlandia acaba de nombrar a la primer ministro más joven del mundo

“Sucedió muy rápido, así lo sentí. Estábamos entrenando en la playa y escuchamos unos gritos, tardamos un poco en encontrar de dónde venían hasta que vimos a una persona en el mar gritando por ayuda. Rápido nos acercamos, afortunadamente encontramos en la playa unos salvavidas, y con Kevin nos aventamos para rescatarlo”, narró Alex al periódico El Universal. Aunque el Director Técnico está consciente de que puso en peligro su vida, apunta a que se trató de un impulso. “Posiblemente arriesgué mi vida…Sé nadar pero bueno, son impulsos y no la piensas, lo hice solo por ayudar”, dijo al diario.

La realidad de lo que pasaba por mi cabeza es que no podía quedarme sin hacer nada, es una realidad. Tenía que meterme ahí porque la conciencia no me iba a dejar tranquilo si esa persona se ahogaba. Qué bueno que el señor está con su familia y se tiene que hacer conciencia que muchos podemos vivir situaciones similares y debemos saber reaccionar”, dijo Diego a ESPN.

Sorprendentemente, alguien se encontraba cerca del incidente y pudo grabar el rescate en un video que se ha hecho viral en las redes sociales. Hasta el momento no se sabe quién fue el hombre rescatado ni cómo es que se encontró en una situación tan peligrosa. Lo que es un hecho es que ha quedado muy agradecido con el estratega y con el futbolista por haber acudido a su auxilio.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.