familia

Una madre se sincera y revela la desgarradora historia detrás de sus perfectas fotografías familiares en Instagram

por Ricardo Vidal

Stephanie Hanrahan es una joven madre de 34 años, originaria de Texas, que se ha hecho popular por publicar fotografías de su familia, en las que aparece al lado de su esposo Shawn, y a sus dos hijos, Campbell y Eli, de los más sonrientes y perfectos, como si fueran sacados de una revista. Sin embargo, nadie sospecharía que detrás de esas sonrisas e imagen perfecta que suele retratar en las imágenes que comparte en sus redes sociales, hay una historia totalmente contraria a la que extensa galería fotográfica que la joven muestra a todos sus seguidores.

Fue la misma Stephanie quien ha abierto su corazón y ha hablado de su verdadera historia familiar. Y es que se sintió inspirada luego de haber leído los comentarios que sus followers le dejaban en sus publicaciones, destacando la ‘perfección de su familia’. "Nadie se hubiera imaginado que yo leía los comentarios con un nudo en la garganta, probablemente desde la comodidad de mi cama, la cual me negué a dejar incluso para comer”, relató la madre de 34 años en su sitio web personal Tinkle Her Pants.

Stephanie reveló entonces, que detrás de la sonrisa de su marido y de lo que a simple vista puede inspirar, hay un hombre que lucha día con día contra una rara una rara afección cardíaca llamada miocardiopatía hipertrófica, que engrosa los músculos de su corazón lo que impide un óptimo bombeo de sangre por todo su cuerpo. Esta afección le fue diagnosticada seis semanas después de que su esposa diera a luz a su primer hijo y luego de que lo encontraran inconsciente en el piso de su habitación. Desde entonces, la familia vive en vilo a la espera de un trasplante de corazón. Aún así, le han dicho que solo le dan una esperanza de vida de 15 a 20 años más.

En su extenso testimonio, la joven madre también habla de sus hijos. Dos hermosos pequeños rubios que parecen sacados de un tierno comercial de ropa de bebé. De hecho, Campbell ha sido reclutada por una agencia de modelos infantiles, aunque Hanrahan confiesa que no es de esas madres que dejaría que su hija se durmiera tarde con tal de ir a un casting, por lo que la vida de niña modelo tendrá que esperar. La originaria de Texas describe a sus hijos como seres extraordinarios, encantadores y poseedores de capacidades intelectuales poco comunes. Sin embargo, también revela que ambos niños son autistas. Además, existen altas posibilidades de que sufran la misma enfermedad que su padre, pues los médicos les han dicho que este tipo de afecciones se heredan. “Eso no se puede ver en una fotografía”, dijo sobre la historia detrás de sus hermosas fotos familiares.

Stephanie también ha librado sus propias batallas, que van desde abuso sexual, hasta depresión, problemas de autoestima y cáncer. Es por eso que decidió abrir su blog y comenzar a hablar de lo que sucede detrás de esas sonrisas que suele retratar en sus fotografías, tal vez alguien se pueda sentir identificado con su historia y así sentirse acompañados. “Todos tenemos una imagen privada versus pública y eso está bien. Hay cosas que mostramos al mundo exterior y hay cosas que mantenemos cerca", dijo. “Si hay algo de tu privacidad que quieras hacer público, hazlo… Tal vez logres que alguien te entienda mejor. Sin riesgo, sin recompensa”, agrega.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie.