hamster

El papá que encantó al internet al volverse loco por perder el ratón de su hija

por Samanta Carrasco

¿Quién dice que los superhéroes solo son los que llevan capas? ¡Quien piense eso, es porque no conoce a este super papá! Él es Daniel Veerman, el hombre que enterneció las redes sociales con su trágica y tierna historia, pues Daniel tenía a su cargo un hámster llamado Chester, la mascota de una de sus hijas, la cual se mudó hace unos meses a su estancia universitaria,  y tras no poder llevarlo con ella, dejó al roedor con su papá.

MÁS NOTICIAS CÓMO ÉSTA:

El niñito que perdió la vida al querer salvar a su perro de un incendio

Conmoción por la muerte de una mujer embarazada en un ataque de perros

El papá soltero de 53 años, no estaba tan de acuerdo en un principio en atender a la mascota peludita de su hija Stephanie, sin embargo, tras ver el papel tan importante que Chester representaba en la vida de la chica, y que su exesposa no lo quería en su casa, decidió hacerse cargo de él. Lo que Daniel nunca imaginó fue que tan solo unas semanas después, sentiría un gran cariño por el ratoncito, hasta que este, se perdió.

El super papá, solía lavar la jaula de Chester todos los domingos, actividad en la cual, tenía que colocar a la mascota en una casita externa. El pasado fin de semana, mientras Daniel realizaba la limpieza, sacó al ratoncito de la jaula, sin imaginar la tragedia que estaba a punto de vivir, pues bastaron tan solo unos minutos para que Chester desapareciera. Tras un gran momento de búsqueda, el padre contactó a Steph, para darle la noticia.

Un Daniel preocupado y muy angustiado se comunicó con su hija a través de los siguientes mensajes de texto: “Por favor llámame tan pronto recibas esto, es una emergencia”, se leía de primera instancia. Minutos después la conversación continuó: “Si no puedo encontrarlo hoy, no voy a trabajar mañana, así que puedo seguir buscando", agregó, para lo que Steph respondió: “¡Papá, no te asustes, lo encontraremos! Él es solo un hámster, no te culpo en absoluto”, escribió la hija, para continuar: “No deberías de faltar al trabajo, eres un abogado y él un hámster”, respondió Steph.

Daniel en su desesperación por encontrar a Chester, esparció harina y mantequilla por la casa, esperando que el amigo peludito dejara rastros de su caminar. Y así fue, luego de 12 horas, Daniel encontró al hámster. La conversación en mensajes de texto del padre y la hija, desde el momento en que se perdió y apareció la mascota, -que además contenían emojis con lágrimas y euforia-, fueron capturados y subidos al Twitter de Steph, sin imaginar lo que la reacción de Daniel enternecería a más de medio millón de usuarios en la red. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie