abuelocrucero

El abuelo de la bebé que murió al caer en un crucero: ‘No pueden hacerme nada peor de lo que ya ha pasado’

por Carolina Soto

La tragedia continúa para la familia de Chloe Weigand, la pequeña niña que cayó desde una ventana mientras realizaba un viaje en un crucero. Por primera vez ha hablado Salvatore Anello, abuelo de la niña, quien enfrentaría hasta tres años en prisión de ser encontrado culpable de homicidio por negligencia, al haber sido él quien tenía en brazos a la niña. El hombre ha tenido su primera aparición en la Corte de San Juan, Puerto Rico, en donde estaba estacionado el crucero al momento del trágico suceso. A pesar de que en esta ocasión, Alan y Kimberly Weigand -los padres de la niña- no pudieron acompañar a Salvatore, en todo momento han mostrado su completo apoyo al abuelo materno de la niña.

MÁS NOTICIAS SOBRE ESTE CASO

El abuelo del accidente de una niña en un crucero es acusado de homicidio imprudencial

Los papás de la bebé que murió al caer de un crucero dan su testimonio

No me pueden hacer nada peor de lo que ya ha pasado”, dijo Salvatore a NBC News. A pesar de que se le veía devastado a su llegada a la Corte Superior de San Juan y prefirió no dar declaraciones, ha sido esta frase que ha acaparado los titulares en medio de este proceso judicial. La Juez Gisela Alfonso decidió dar a ambas partes más tiempo para prepararse para la próxima audiencia que está programada para el próximo 17 de diciembre.

Mientras se determina la culpabilidad del abuelo de la niña, la familia está convencida de que la responsabilidad de lo sucedido es del personal de Royal Caribbean, por haber dejado una ventana abierta en contra de los protocolos de seguridad. “No quiero que otra mamá tenga que experimentar lo que yo tuve que pasar, ver lo que yo tuve que ver o cómo tuve que gritar”, declaró hace unas semanas Kimberly a Today al hablar del terrible momento en el que perdió a su hija Chloe. “Había un millón de cosas que se pudieron hacer para hacer eso más seguro”, ha dicho Alan, padre de Chloe, “¿Por qué hay una ventana abierta en el piso 11 sin una malla o algo? Su respuesta fue ‘necesitábamos ventilación’”.

El abogado de la familia ha hablado sobre lo difícil que ha sido para la familia pasar por la pérdida de la niña para ahora enfrentarse a el juicio de Salvatore. “Es echar sal a la herida”, dijo Michael Winkleman a People, “Están en las primeras etapas de un largo proceso de duelo. Estaban intentando retomar sus vidas y avientas esto a la mezcla, regresándolos al inicio”.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.