devinlebaron

El desgarrador testimonio del niño de la familia LeBarón que salvó a sus hermanos del ataque

por hola.com

Ha pasado una semana desde aquel terrible ataque en el que fallecieron nueve miembros de la familia LeBarón en un ataque en el estado de Sonora. Tras los funerales y con el corazón roto, el niño de 13 años que logró correr más de 20 kilómetros hasta su comunidad para pedir ayuda, ha roto el silencio y ha contado la pesadilla que él y su familia vivieron. Devin estaba en el auto cuando abrieron fuego en su contra, acabando con la vida de su madre, Dawna, y dos de sus hermanos.

Con una entereza que va más allá de su edad, Devin Langford dio una entrevista a Good Morning America, acompañado de su padre. “Simplemente empezaron a disparar al coche primero, un montón de balas simplemente las empezaron a disparar hacia nosotros”, comenzó su relato Devin, “El coche no funcionaba, así que ella (su madre) estaba tratando de prenderlo, pero estoy seguro de que dispararon algo para que el coche no pudiera encender...ella estaba intentando rezar al Señor y encender el coche para salir de ahí”.

Consternación por la terrible tragedia de la familia LeBarón

Durante la entrevista explicó cómo es que lograron escapar tras el ataque: “Después nos sacaron del coche, nos pusieron en el piso y se fueron”. Si se pensaba que ese era el final de la pesadilla, Devin todavía enfrentaría fuertes retos. Sin ser consciente del enorme trayecto que recorrió y con la inocencia que solo tiene un niño, dijo: “Caminé un poco, hasta que ya no pude cargarlo, así que lo puse en un arbusto”, dice de su hermanito de 9 meses, a quien llevaba en brazos. “Todos ellos estaban sangrando mucho. Estaba tratando de apurarme para llegar ahí”.

Si el camino era difícil, también era el miedo que lo embargaba: “De que no hubiera alguien ahí intentando dispararme o siguiéndome o de que mi mamá y mis hermanos habían muerto”, contestó cuando le preguntaron en qué pensaba mientras iba por ayuda. Hay que recordar que sus hermanos recibieron balazos en distintas partes del cuerpo y todos tuvieron que ser llevados de emergencia a un hospital en Estados Unidos.

Su padre, David, no escatimó en palabras al hablar de su hijo: “Es un verdadero héroe, definitivamente salvó a sus hermanitos. Pienso que lo hizo por su amor por ellos. Mi niño es un héroe simplemente porque dio su vida por la de sus hermanos. Cada uno de mis niños que sobrevivió es un milagro. Cuántos balazos se dispararos a ese vehículo…en la horrible escena y cuándos niños estaban involucrados. Es increíble. Es increíble. Es más allá de impresionante el que haya sobrevivido”.

El padre ha confirmado que se han mudado: “No solo he perdido a mi esposa y dos hijos, pero tener que mudar al resto de la familia sin tener realmente un lugar a donde ir”. El señor que ha enterró a su esposa Dawna y a sus dos hijos en La Mora, dijo: “Mi mensaje es que se aferren a su familia. No hay nada como la familia”.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.