tiburon

El misterio de qué criatura podría haber mordido a un tiburón blanco

por hola.com

Qué criatura es capaz de morder la cabeza de un tiburón blanco de cuatro metros de largo y más de 500 kilógramos de peso. Ese es el misterio que expertos en vida marina buscan develar tras encontrar al ejemplar con dos grandes marcas de dentadura cuando que fue capturado para colocarle un monitor que permita localizarlo y estudiar su comportamiento.

Recientemente Ocearch, una organización sin fines de lucro que agrupa a científicos y marineros, mostró la imagen de Vimy, el tiburón capturado en aguas del Océano Atlántico, en las costas de Nueva York.  

Los tiburones blancos viven en un mundo difícil. ¿Necesitas pruebas? Mira la cabeza del tiburón blanco Vimy. Parece que tiene dos grandes marcas de mordida de lo que se sospecha fueron encuentros con otros tiburones. Se puede ver que uno está bastante bien curado, pero el otro es muy fresco. Vimy es el nuevo tiburón en el tracker para que todo el mundo lo siga”, escribió la organización para acompañar la imagen del tiburón e invitar a sus seguidores a monitorearlo.

MÁS NOTAS DE ACTUALIDAD:

A partir de las marcas observadas en el tiburón blanco, se sospecha que el animal que lo atacó debió ser mucho más grande que el ejemplar. "Fue un animal muy grande el que lo agarró, algo significativamente más grande de 3 metros. Cualquier cosa que pueda agarrar a un animal así por la cabeza es bastante impresionante", explicó Chris Fischer de Ocearch.

Los expertos tienen dos teorías sobre las marcas en la cabeza de Vimy, que fue catalogado como el tiburón más fuerte detectado en esa expedición, que permitió etiquetar a 10 ejemplares más. La primera y más fuerte sospecha es que el ejemplar estaba compitiendo con otros machos por una hembra y perdió, o intentó aparearse con una hembra más grande que lo mordió. Otra posibilidad es que Vimy se interpusiera en el camino de un tiburón más grande que se comía una foca, pero el especialista de Ocearch dijo que es la menos probable.

Encontramos tres machos en ese mismo lugar y los otros dos tenían muestras de esperma viables. Tal vez Vimy era solo el chico pequeño de la cuadra”, dijo Fischer. “Sabemos que el apareamiento de tiburones es muy violento. Los tiburones mordiéndose unos a otros en la cabeza no es algo nuevo. Esta es una parte cotidiana de su vida ", contó. Para tranquilidad de todos, los tiburones "tienen una capacidad rápida de curar", lo que permite deducir que Vimy no estaba sufriendo por las heridas y probablemente ya se encuentre del todo recuperado.

Activa las alertas de ¡HOLA MÉXICO! y entérate de todo antes que nadie.