cancerzonacero

El 11 de septiembre sigue cobrando víctimas, ahora a través del cáncer por los escombros

by si Carolina Soto

El 11 de septiembre del 2001 es un día que nadie olvidará. Las imágenes que dieron la vuelta al mundo, cuando en directo se veía el ataque más dramático a la nación más poderosa, son imposibles de borrar de la memoria colectiva. Pero detrás de ellas hay miles de historias de personas que perdieron a sus seres amados, tanto en las dos torres, como en los aviones que fueron impactados en distintos puntos estratégicos de Estados Unidos. Aunque los nombres de estas personas se honran en la Zona Cero, éstas no han sido las únicas víctimas y es que a 18 años de aquel día, los miembros de los equipos de emergencia que asistieron al lugar, así como las personas que sobrevivieron el ataque, se enfrentan a un resultado devastados de la tragedia, el cáncer.

Los escombros provocaron un polvo tóxico que al haber sido respirado de forma directa durante un largo tiempo, mientras se trabajaba en la zona, ha resultado en el padecimiento de diferentes tipos de cáncer. Aquellos héroes que sin pensarlo arriesgaron su vida para rescatar a cuantas personas pudieran, ahora se ven afectados de forma directa, cuando pensaban que ya habían sobrevivido el ataque.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

El terrible fallecimiento de una cantante de country y el premonitorio video que publicó antes de su muerte

La madre de tres chicas que murieron en el bote de turistas escribe un desgarrador mensaje

Poco a poco, aquellos bomberos, rescatistas, policías y paramédicos, comienzan a ser diagnosticados con el mal, varios de ellos han perdido la batalla, sumándose a la interminable lista de víctimas de este ataque de odio. A pesar de que de primer momento se contaron alrededor de 3,000 víctimas del ataque, hoy en día se suman 40,000 casos de personas con enfermedades relacionadas a este ataque según reporta People con cifras del World Trade Center Health Program. Cifra que simplemente subirá considerando que mes a mes se suman entre 50 y 80 casos nuevos relacionados a las toxinas nocivas del área.

Uno de los casos más sonados de esta desgracia que nadie anticipaba es el de Luis Alvarez, un exdetective de la Policía de Nueva York que pasó tres meses en la Zona Cero buscando desaparecidos y restos. La historia de Luis se hizo conocida cuando alzó la voz en el Congreso para luchar por los seguros médicos de los servicios de emergencia que participaron ayudando ese día y que hoy necesitan la atención ante estas terribles consecuencias.