ninatren

Una chica que se perdió cuando tenía solo 4 años, se reencuentra con su familia 2 décadas después

by si Carolina Soto

Yulia Gorina tenía solo cuatro años cuando viajaba en tren entre Minsk y Asipovichy con su padre, quien al quedarse dormido, la perdió de vista. Nadie sabe cómo fue pero la niña se separó de él y tras perderse logró cruzar de Bielorrusia a Rusia, en donde tuvo que ser puesta en adopción porque resultó imposible localizar a sus padres. Pasaron veinte años, para que Yulia comenzara una relación con Ilya Kryukov, a quien le contó su historia. El curioso chico decidió hacer una simple búsqueda en internet: “niña en el tren”, sin imaginar que localizaría a la familia perdida de Yulia.

Un estudio de ADN comprobó que la chica era la hija biológica de Viktor y Lyudmila Moiseenko, quienes por años buscaron a su hija. Fue tan extraño el caso que la policía local llegó a sospechar que ellos eran culpables del homicidio de la niña, incluso, en el 2017, al reabrirse el caso, ambos fueron sometidos a una prueba de detector de mentiras. Ahora, se sospecha que una pareja pudo haber secuestrado a la niña, aunque Yulia no cree esta teoría.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El incendio de un bote de turistas que ha cobrado más de 30 víctimas

Recuperan a salvo a la hija del competidor de la F1 de botes que fue secuestrada de los brazos de su madre

La chica de 24 años se ha encontrado con una grata sorpresa, pues no solo ha recuperado a sus padres biológicos, sino que se ha enterado de que tiene dos hermanos, Dmitry y Nadezhda. Aunque ella también tenía su propia noticia, pues es madre de una niña pequeña. Sorprendentemente, Yulia sigue viviendo solo a unos metros del lugar en donde fue encontrada después de la misteriosa travesía que la separó de su familia en 1999.

Pasaron tres semanas desde la desaparición de Yulia hasta que un policía la encontró, pero nadie sabe qué pasó en ese tiempo. Entre vagos recuerdos, sabe que estuvo con una pareja que se estaba escondiendo de la policía. Al ser encontrada por la policía y no dar con su familia, Yulia fue dada en adopción, pero ella nunca perdió la esperanza de encontrar a sus padres.