Más de 500 millones de abejas han muerto en cuatro estados brasileños

Más de 500 millones de abejas han muerto en cuatro estados brasileños

by si Samanta Carrasco

Las abejas son animalitos que juegan un rol muy importante en el ecosistema y en la biodiversidad, debido a que muchos de los alimentos que consumimos diariamente se deben a la polinización de las abejas. La reciente noticia de la pérdida de más de 500 millones de abejas muertas en los últimos tres meses en cuatro estados brasileños está causando gran angustia.

 

Diversos medios han informado que 400 millones murieron solamente en Río Grande de Sul, otras 7 millones en São Paulo, en Santa Catarina se sumaron 50 millones más y 45 millones más fueron en Mato Grosso do Sul. Aldo Machado, apicultor y vicepresidente de la Asociación de Apicultura de Rio Grande do Sul en Brasil, explicó a Bloomberg: “Apenas se empezaron a enfermar las primeras abejas y contaminaron la colmena entera, así fue como murieron en masa”, contaba para agregar que la mayoría de los animalitos presentaban rastros de fipronil, un tipo de insecticida de espectro que en los insectos interrumpe el sistema nervioso.

La muerte masiva de abejas sigue en investigación, sin embargo, aunque no ha sido confirmado, varias teorías adjudican que se debe al excesivo uso de productos químicos en los campos, pues fue en enero pasado que Brasil aprobó casi 300 nuevos pesticidas para su uso en los cultivos. Según la Investigación de Unearthed de Greenpeace, muchas de las sustancias autorizadas por el país sudamericano están prohibidas en gran parte del mundo debido a que se consideran ‘altamente peligrosas’. 

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA:

Foto a foto, así son los históricos e impactantes incendios en el Amazonas

Un mamífero bebé que había sido rescatado en Tailandia fue encontrado muerto por comer plástico

El uso de estos pesticidas y la pérdida excesiva de abejas tiene preocupados a los ciudadanos, pues a pesar de que el país se encuentra en recesión están optando por comprar productos orgánicos que implican un costo más elevado, y la razón es el temor de correr el riesgo de adquirir productos contaminados. Carlos Bastos, presidente de la Asociación de Apicultura de Rio Grande do Sul en Brasil, quiso finalizar la entrevista compartiendo: “La muerte de todas estas abejas es una señal de que estamos siendo envenenados todos”, comentó.