El señor que construyó un carrito para su perro con artritis

El señor que construyó un carrito para su perro con artritis

by Samanta Carrasco

¡Bien dicen que el mejor amigo del hombre es un perrito! Y qué mejor prueba de ello, que la historia de Kaylee, una dulce cachorrita de 13 años que ama a su familia; y a pesar de que todo suena color de rosa, su vida dio un giro, luego de ser diagnosticada con artritis en sus dos patas traseras. Una enfermedad que le desarrolló gran dolor y dificultad para caminar y desplazarse por todo su hogar, como solía hacerlo en su día a día. 

A pesar de que Kaylee disminuyó drásticamente su caminar, su estado de ánimo no cambió, pues seguía siendo la feliz cachorrita que movía su colita e irradiaba felicidad. Sara Morris, su dueña contó en entrevista con The Dodo: “Recientemente mi perrita ha empeorado y ver como intenta moverse a pesar de su malestar ha sido desgarrador para nuestra familia. Ella intenta todos los días seguir caminando a nuestro lado, pero claramente se nota que es una lucha dolorosa”, explicaba.

Fue así como una ingeniosa idea llegó a la cabeza del papá de Sara: crear un invento que pudiera desplazar a la perrita por toda la casa sin que sufriera dolor. “Mi papá adora a Kaylee, ambos son muy unidos, así que, en su día libre se la pasó encerrado en la cochera haciendo algo que facilitara que nuestra mascota pudiera seguir desplazándose con nosotros”, dijo emocionada para luego agregar: “Entonces, él hizo un carrito de madera con ruedas, con el que ahora podemos llevarla no sólo por nuestro hogar, sino que podemos desplazarla por todos lados sin que experimente dolor”, finalizó feliz el relato.  

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

¿Una escuela para orangutanes? Tienes que conocer esta tierna iniciativa
Lo muerde un tiburón, pero prefiere irse de fiesta que al hospital
¿Te quieres sentir grande? La hija del Cazador de Cocodrilos está comprometida

Un video que Sara compartió a través de su cuenta de Twitter, en el que se puede ver como Kaylee experimenta su primer recorrido en el invento del Sr. Morris, se ha robado rápidamente el corazón de millones de cibernautas, quienes han llenado la cuenta de halagos y comentarios llenos de amor por el tiernísimo gesto, que esta familia ha tenido con su can, y que, sin duda, ha demostrado que no solo es una mascota, sino que… ¡es un miembro más de la familia!.