policiaitaliano

El terrible caso de un policía italiano asesinado por dos turistas estadounidenses

by Carolina Soto

Dos jóvenes estadounidenses han sido acusados en Roma de haber asesinado a un policía. Finnegan Lee Elder, de 19 años, y Gabriel Christian Natale Hjorth, de 18, fueron arrestados por haber arrebatado la vida al Vice Brigadier Mario Cerciello Rega de 35. El brutal ataque sucedió en las calles de la capital italiana, cuando se dice, el policía encontró a los turistas robando a un narcomenudista. Según ha dado a conocer el Coronel Lorenzo D’Aloia, el policía se encontraba desarmado al momento del ataque y los jóvenes lo atacaron con una navaja militar creada en la Segunda Guerra Mundial, lo que lo dejó en total desventaja.

Elder ha declarado que actuó en defensa propia porque pensó que lo iban a estrangular, aunque no se le encontró ninguna marca en el cuerpo y las autoridades italianas han revelado que apuñalaron al policía en nueve ocasiones de forma inmediata, sin que él pudiera defenderse. La juez del caso ha dejado claro que no hay señales de defensa propia y que los jóvenes no han mostrado ningún tipo de arrepentimiento. Los dos acusados han dado testimonios contradictorios, lo que simplemente ha jugado en su contra y aunque solo uno de ellos acuchilló al policía -el otro mientras golpeaba al compañero- la ley italiana permite acusar a los dos del mismo crimen.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

La chica que dio una lección inolvidable a un hombre que le faltó al respeto mientras corría

Lo muerde un tiburón, pero prefiere irse de fiesta que al hospital

El pueblo italiano se ha conmocionado con este suceso, en el que han tenido que despedir al valiente policía en la misma iglesia en la que hace seis semanas contraía matrimonio. La viuda del policía se ha mostrado deshecha en el funeral público en el que se le dio el último adiós con la presencia de políticos de los más altos rangos. Mario acababa de regresar de su luna de miel en Madagascar cuando se dio este terrible caso en el que perdió la vida. El Coronel D’Aloia ha dicho que Mario y su compañero, Andrea Varriale, fueron llamados por un caso de extorsión, pues los jóvenes estaban intentando robar dinero y cocaína de un narcomenudista.

Por decisión de la Juez Gallo, los dos sospechosos se encuentran detenidos en la cárcel de Regina Coeli y no serán liberados a lo largo de la investigación. Ante las quejas sobre el arresto de estos jóvenes, el Ministro del Interior Matteo Salvini dijo: “Para aquellos que se han quejado sobre el arresto de un prisionero, les recuerdo que la única víctima por la que hay que llorar es un hombre, un hijo, un esposo de 35 años, un policía…un servidor de este país murió en servicio en las manos de gente que, de ser culpables, merecen pasar la vida en la cárcel”.