neilarmstrong

Tuvieron que pasar siete años para que se revelaran las incógnitas de la muerte del astronauta Neil Armstrong

por hola.com

Neil Armstrong fue el primer hombre que caminó en la luna, lo que le ganó un lugar muy especial en la historia. En 2012, a los 82 años falleció a causa de una cirugía de corazón, en lo que parecía un procedimiento de lo más común y sin que nadie pensara más allá cuando su familia dio a conocer el comunicado de su muerte. Ha sido hasta ahora, que con el pretexto del 50 aniversario de su caminata por la luna que el New York Times ha revelado que el deceso de Armstrong se dio por una negligencia médica.

Según describen: “Cuando las enfermeras retiraron los cables del marcapasos temporal, sangró llamativamente en una membrana que rodea al corazón”. Un afamado doctor consultado por el NYT explicó que esto pasa cuando los cables fueron conectados muy justos o si alguien jala muy fuerte, y que las consecuencias se suelen ver hasta días después. En la información que ha dado a conocer la publicación estadounidense se apunta a que se llegó a sospechar si el procedimiento post-operatorio que se realizó fue el adecuado; y es que en vez de ser llevado directamente al quirófano ante la hemorragia, se le llevó a los laboratorios para realizarle estudios. Aunque los doctores sostuvieron que lo que hicieron fue lo correcto, el hospital decidió compensar a la familia.

MÁS NOTICIAS DE ACTUALIDAD

El chico que ha roto el récord de Michael Phelps y la respuesta del medallista

El adiós del ‘primer caballero’, el mayor apoyo de Theresa May

Se ha revelado que un hospital de Ohio pagó a la familia del astronauta 6 millones de dólares (alrededor de $120 millones de pesos mexicanos) en un acuerdo de confidencialidad para que la información de lo sucedido no se hiciera pública. En un acuerdo que se cerró en el 2014, diez miembros de su familia -entre los que no se encontraba su esposa- recibieron el dinero, según documentos que se volvieron públicos esta semana.

Al tratarse de un tema que por ley se debió haber mantenido en confidencialidad absoluta, la familia del astronauta no se ha pronunciado al respecto. Por su parte, una vocera del hospital ha dicho en un comunicado a The Associated Press: “La naturaleza pública de estos detalles es muy decepcionante, tanto para nuestro ministerio como para la familia del paciente que quería mantener esta situación legal en privado”.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie